Saltar al menú principal
Saltar al contenido

Cuéntanos tu experiencia

Volver a la lista de experiencias

Mi novio y yo nos compramos hace dos años una furgoneta que habilitamos como apartamento ambulante durante las vacaciones. El pasado verano decidimos dedicar el mes de agosto entero a recorrer Francia, Bélgica, Holanda, Dinamarca, Alemania y el norte de Italia. Fue una experiencia increíble conocer de primera mano tantos lugares llenos de encanto (cada vez que veo alguna foto de Turín o Brujas se me pone el vello de punta) y poder hablar con tantas personas de distintos países. Gracias a esta aventura me he dado cuenta de que, a pesar de pertenecer a diferentes países y disfrutar de distintas herencias culturales, no somos tan diferentes unos de otros.”

Compartir

  • Twitter
  • Facebook
  • LinkedIn