Saltar al menú principal
Saltar al contenido

Cuéntanos tu experiencia

Volver a la lista de experiencias

Con motivo de mi jubilación, mi mujer me tenía preparada una sorpresa muy especial. Un viaje por todo lo alto por los Países Bajos, Dinamarca y Alemania. Aun hoy me parece increíble poder pasar de un sitio a otro en coche sin que te paren los policías en la aduana a pedirte el pasaporte. Me gusta la sensación de libertad que produce viajar de una punta a otra de Centroeuropa sin necesidad de enseñar papeles y con la misma moneda en el bolsillo. Si en mi juventud me hubieran dicho que Europa iba a convertirse en lo que es hoy, sencillamente me habría parecido una locura inimaginable. Ojalá mis nietos puedan disfrutar tanto como yo de esta experiencia.”

Compartir

  • Twitter
  • Facebook
  • LinkedIn