Saltar al menú principal
Saltar al contenido

Anteriores Presidencias


Antes de 2010, España ha presidido la Unión Europea en otras tres ocasiones: 1989, 1995 y 2002. Durante el desarrollo de sus responsabilidades al frente de la presidencia de turno, España ha dejado patente su inquebrantable espíritu europeísta.

Su adhesión en 1986 a la por entonces denominada Comunidad Europea (hoy Unión Europea), supuso el pistoletazo de salida de una estrategia y un plan de acción ligados en todo momento al interés comunitario y al fortalecimiento del proyecto de integración europea, siempre con el sello distintivo de España.

 

Enero-junio de 1989

Logo Presidencia española de la UE 1989


La primera presidencia de España del Consejo de la Unión Europea se desarrolló durante el primer semestre de 1989. Destaca la Cumbre de Madrid,que ratificó el llamado “Informe Delors”, que desembocó en el Tratado de la Unión Europea o de Maastricht (1992), que permitió a la Unión sobrepasar por primera vez el objetivo económico con el que fue creado y dejó patente su vocación de integración política.

 

Junio-diciembre de 1995

Logo Presidencia española de la UE 1995


En su segunda Presidencia, España consiguió introducir en la agenda internacional cuestiones de enorme interés estratégico como las relaciones con el entorno mediterráneo y con América Latina. El proceso de cooperación euromediterráneo, conocido también como Proceso de Barcelona, o la decisión del nombre de la futura moneda europea en el Consejo Europeo de Madrid de diciembre de aquel año, fueron algunos de los hitos de esta segunda presidencia Española.

 

Enero-junio de 2002

Logo Presidencia española de la UE 2002


La última vez que España se situó al frente de la Unión Europea antes de 2010 fue en el primer semestre de 2002. Tras los atentados del 11-S, la renovada agenda europea priorizóa de manera destacada la lucha contra el terrorismo. En esta fecha, el euro ya es moneda oficial en 12 Estados miembros. Europa afronta nuevos retos históricos, mientras se consolida su peso en el escenario global y en los foros de decisión.

Compartir

  • Twitter
  • Facebook
  • LinkedIn