Saltar al menú principal
Saltar al contenido
  • Política
  • 02/03/2017

Valoración del Libro Blanco de la Comisión sobre el futuro de Europa

​​Agradecemos a la Comisión su valiosa contribución sobre el futuro de la Unión Europea. Vivimos un momento crucial en el que debemos estar unidos en defensa de la integración

 

Agradecemos a la Comisión su valiosa contribución sobre el futuro de la Unión Europea. Vivimos un momento crucial en el que debemos estar unidos en defensa de la integración.

El Libro Blanco sobre el futuro de Europa expone diferentes escenarios que tenemos ante nosotros. España está y estará a favor de más y mejor integración. Solo unidos podremos afrontar los retos globales y defender eficazmente nuestros valores y nuestros intereses.

Las consecuencias de la gravísima crisis económica que hemos sufrido han causado un evidente desapego de la opinión pública hacia el proyecto de integración. Como dice el documento, esta desafección es uno de los principales desafíos que debemos afrontar, pues crea un peligroso vacío que ocupan populismos y nacionalismos, amenazando la propia existencia de la Unión. Hay que conseguir recuperar la confianza de la ciudadanía y construir un nuevo consenso. Y eso sólo puede conseguirse con una Europa mejor, más eficaz y centrada en los problemas de los ciudadanos.

España está participando muy activamente en el esfuerzo para construirla entre todos y en este proceso defenderá las siguientes ideas:

• Es fundamental que emitamos un mensaje de unidad, de firme compromiso con el proyecto europeo y de determinación para afrontar nuestros principales desafíos. Debemos reafirmar los principales valores fundacionales de la Unión Europea: la democracia, el pluralismo político, las libertades públicas el respeto al Estado y a la Comunidad de Derecho, y el Estado de Bienestar.

• Debemos sentirnos orgullosos de lo que hemos conseguido y de lo que somos: hemos conseguido el mayor periodo de paz y prosperidad de la historia de nuestro continente; somos la región del mundo con más democracia y más respeto de los derechos humanos y el Estado de Derecho; tenemos el Estado de bienestar más generoso, que proporciona unos sistemas públicos de protección social, educación, salud y pensiones, impensables en otros lugares del mundo. Somos la principal potencia comercial y el mayor mercado del mundo. Somos una gran potencia normativa. Somos, además, una gran potencia cultural y turística.

• Pero ahora que estamos saliendo de la crisis, debemos centrarnos en las principales preocupaciones de nuestros ciudadanos y utilizar eficazmente los instrumentos europeos. Las prioridades identificadas en Bratislava son acertadas. El crecimiento y la creación de empleo deben guiar nuestra acción porque son la mejor forma de asegurar la sostenibilidad y la mejora del Estado de bienestar, pilar fundamental y seña de identidad de Europa. Debemos aunar esfuerzos, ofrecer más y mejores oportunidades a nuestros jóvenes, crecer, ser más competitivos y contar con una Unión Económica y Monetaria más fuerte y más estable. Debemos trabajar juntos para proteger mejor a nuestros ciudadanos del terrorismo, proteger nuestras fronteras, y tener voz e influencia determinantes en la escena internacional, incluyendo una Política Europea de Defensa de la que formen parte los Estados que estén dispuestos a ello utilizando los mecanismos previstos en los tratados.

• Una Unión que trabaje por y para los ciudadanos y que les proteja de las amenazas tanto internas como externas. Una Unión que sea sinónimo de cohesión económica y social, prosperidad y bienestar. Y una Unión que defienda sus valores y sus intereses.

Compartir

  • Twitter
  • Facebook
  • LinkedIn