Saltar al menú principal
Saltar al contenido
  • I+d+i y Agenda Digital
  • 27/05/2016

Un paso más hacia el mercado único digital

La Comisión Europea presentó el año pasado su estrategia sobre el mercado único digital, a la que el Parlamento Europeo respondió en enero de 2016 con un informe para contribuir a la futura legislación en la materia. Este miércoles 25 de mayo, la Comisión Europea presentó propuestas sobre el comercio electrónico y una actualización de las normas audiovisuales



Nuestras vidas pasan cada día más por Internet, donde diferentes trabas persisten por más que las fronteras físicas hayan desaparecido. El bloqueo geográfico es una de estas trabas: es lo que ocurre cuando nos impiden comprar un bien o contratar un servicio porque lo hacemos desde un país diferente al del vendedor. Los eurodiputados debatieron este miércoles nuevas propuestas de la Comisión Europea contra el bloqueo geográfico injustificado y a favor de avanzar hacia el mercado único digital.

La Comisión Europea presentó el año pasado su estrategia sobre el mercado único digital, a la que el Parlamento Europeo respondió en enero de 2016 con un informe para contribuir a la futura legislación en la materia. Este miércoles 25 de mayo, la Comisión Europea presentó propuestas sobre el comercio electrónico y una actualización de las normas audiovisuales.

"[La innovación digital] es para hacer mejor las cosas y encontrar nuevos modos de resolver problemas desde el acceso a los servicios y bienes hasta el medio ambiente, pasando por la movilidad", explicó durante el debate en pleno del 25 de mayo Kaja Kallas, eurodiputada liberal estonia, una de los dos responsables del informe del Parlamento Europeo. "El propósito de la estrategia sobre el mercado único digital también es derribar obstáculos como lo que con frecuencia se deben a legislaciones y práctivas anticuadas", subrayó Kallas.

El Parlamento afirmó en enero que "es injustificado y debe acabar la  práctica de bloquear el acceso de los consumidores a bienes y servicios, en función de su situación geográfica, de su dirección IP, dirección postal o del país de emisión de sus tarjetas de crédito". El bloqueo geográfico es una práctica de algunos vendedores que operan en Internet para limitar o diferenciar el trato a consumidores de otros países.

Según la propuesta, los consumidores de otros Estados de la Unión Europea (UE) deberían disfrutar del mismo acceso que tendrían en caso de ser un consumidor local, salvo que exista una justificación objetiva. Sin embargo, la propuesta para poner punto y final al bloqueo geográfico contempla en ciertos casos exenciones para los servicios de transporte, los servicios financieros minoristas y los servicios audiovisuales. Tampoco se exige a los vendedores que entreguen los pedidos en toda la Unión Europea.

"En el mundo en el que vivimos hoy en día, sería impensable que un vendedor dependiera sólo del Estado de la UE en el que vive", indicó en el pleno del 25 de mayo la eurodiputada socialista alemana Evelyne Gebhardt, ponente junto con Kallas del informe del Parlamento Europeo. "Queremos proteger a los consumidores también y erradicar la discriminación en función del país en el que se viva o del que sea la tarjeta de crédito", añadió antes de concluir: "Es inaceptable en un mercado único".

Las propuestas sobre comercio electrónico también incluyen normas sobre los servicios de entrega de paquetes y sobre los derechos de los consumidores en el ámbito digital.

Sector audiovisual

La propuesta de actualización de la normativa sobre el sector audiovisual pretende que compitan en igualdad de condiciones los operadores tradicionales y los proveedores de servicios a través de Internet. La propuesta incluye normas más flexibles sobre la publicidad. También contempla una protección para menores en las plataformas en las que se comparten vídeos como YouTube y en servicios de vídeos a la carta como Netflix, similar a la existente en el caso de los medios tradicionales. La Comisión también respaldará las iniciativas de autorregulación de las empresas en el caso de las plataformas en la red en cuestiones como, por ejemplo, los derechos de los consumidores.

"Todos los operadores de este mercado, proveedores tradicionales y en línea de servicios, deberían competir con las mismas normas y sin discriminaciones", señaló al presentar estas propuestas ante el pleno Adrus Ansip, Vicepresidente de la Comisión Europea y responsable de la cartera de Mercado Único Digital.

Ansip también subrayó que las empresas de la Unión Europea son competitivas en terrenos como las aplicaciones y la economía colaborativa. "Todas las plataformas, incluidas las europeas, necesitan para prosperar un marco legal que proporcione seguridad jurídica", añadió Ansip.

Propuestas precedentes

La Comisión Europea también presentó propuestas en 2015 y a principios de 2016 sobre normas armonizadas sobre los derechos al comprar contenido digital, sobre las ventas de bienes en línea y a distancia, y sobre cómo ver películas a través de un proveedor en Internet durante una estancia en el extranjero. En febrero de 2016, la Comisión presentó una propuesta sobre fecuencias para impulsar los servicios móviles vía Internet.

Con la vista puesta en el futuro, la Comisión Europea prevé presentar antes de que termine 2016 nuevas propuestas en terrenos como la simplificación del impuesto sobre el valor añadido (IVA), la ciberseguridad y los derechos de autor.

 

 

Fuente: Europarl

Compartir

  • Twitter
  • Facebook
  • LinkedIn