Saltar al menú principal
Saltar al contenido
  • Transporte y telecomunicaciones
  • 28/09/2012

Transporte: Nuevos horizontes para la aviación de la UE

Importancia estrátegica para la Unión Europea tener un sector de la aviación puntero a escala mundial

 

 

La aviación mundial se está transformando de forma radical y Europa se ha visto más afectada por la recesión que otras muchas regiones. La Comisión ha anunciado hoy una serie de propuestas ambiciosas para impulsar la competitividad internacional del sector de la aviación de la UE: se trata de abrir negociaciones con socios importantes a fin de poder acceder a nuevas oportunidades comerciales en los mercados de crecimiento rápido, de desarrollar nuevas herramientas para luchar contra la competencia desleal y de crear las condiciones reglamentarias adecuadas para estimular la inversión.

La aviación representa una contribución vital para la economía europea, ya que crea empleo, desarrolla el comercio y conecta a millones de empresas y de personas con el resto del mundo. Sin embargo, la posición competitiva del sector aeronáutico de la UE y, en particular, de sus compañías aéreas internacionales, se encuentra gravemente amenazada. Los mercados con mayor crecimiento ya no están en Europa. El sector europeo de la aviación (no se trata solo de las compañías aéreas, sino de todo el sector de la construcción aeronáutica, los aeropuertos, los proveedores de gestión del tránsito aéreo y otros sectores de servicios) se enfrenta a un escaso crecimiento en la UE y a una intensa competencia internacional.

El vicepresidente Siim Kallas, comisario europeo responsable de transportes, ha hecho las siguientes declaraciones:  «Reviste una importancia estratégica para Europa mantener un sector de la aviación puntero a escala mundial en el centro de la red que conecta la UE con el resto del mundo. La UE ha creado beneficios económicos ingentes en la última década gracias a las nuevas oportunidades comerciales que le han brindado sus relaciones exteriores. Pero los regímenes vigentes ya no dan plena satisfacción. Necesitamos urgentemente un cambio de paradigma. Ante los cambios drásticos de la aviación mundial, Europa ha de responder y adaptarse rápidamente, si no quiere quedarse a la zaga.».
Concretamente, la Comisión Europea se propone avanzar en tres frentes:

1. Nuevos acuerdos con nuestros vecinos y socios internacionales

Para ofrecer al sector aeronáutico de la UE un mayor acceso a las oportunidades comerciales de los nuevos mercados, la Comisión se propone:
• Celebrar acuerdos de transporte aéreo a nivel de la UE con socios cada vez más importantes en el ámbito de la aviación, como son China, Rusia, los Estados del Golfo, Japón, la India y los países de la ASEAN* en el sudeste asiático.

• Concluir, de aquí al año 2015, acuerdos de aviación con los países vecinos como Ucrania, Azerbaiyán, Túnez, Turquía y Egipto. Para que este proceso avance con mayor rapidez, los Estados miembros deberían conceder a la Comisión un mandato de negociación general para el resto de los países vecinos.

Los beneficios económicos totales de todos estos acuerdos se estiman en 12 000 millones de euros al año. La Comisión se propone presentar a los Estados miembros, a principios de 2013, una lista de prioridades para los mandatos de negociación de esos acuerdos por parte de la UE.
Además, deberían firmarse acuerdos industriales y tecnológicos con los socios clave y otros países en ámbitos como la gestión del tránsito aéreo (ATM), incluida la cooperación con el programa SESAR de la UE, y la seguridad, en particular en lo relativo a la certificación de productos aeronáuticos.

2. Una competencia leal

La UE considera que la apertura de los mercados y de la competencia es la base más adecuada para desarrollar unas relaciones internacionales en el sector de la aviación. Esta ha sido una enseñanza fundamental del éxito cosechado por el mercado interior de la aviación de la UE. Pero la competencia ha de ser libre y leal.

Para salvaguardar una competencia leal, la Comisión propone desarrollar, previa consulta a las partes interesadas, un nuevo instrumento más eficaz a fin de proteger los intereses europeos contra las prácticas desleales. La normativa vigente de la UE en este ámbito (Reglamento (CE) nº 868/2004) ha resultado difícil de aplicar, por lo que debe elaborarse otro instrumento que se adapte mejor a la realidad actual del sector mundial de la aviación.

Como medida de salvaguardia adicional, la Comisión propone desarrollar –preferiblemente a nivel de la UE– unas «cláusulas de competencia leal» que se acuerden e incluyan en los acuerdos bilaterales de servicios aéreos entre los Estados miembros de la UE y terceros países.

3. Inversiones

Superar unas restricciones arcaicas en materia de propiedad y control
Las restricciones actuales en materia de propiedad y control, aplicadas por la mayor parte de los países, deniegan el acceso de las compañías aéreas a nuevas fuentes importantes de capital. Ha llegado el momento de resolver este problema con energía y de adoptar las medidas adicionales previstas en el Acuerdo de transporte aéreo entre los Estados Unidos y la UE para liberalizar la propiedad y el control de las compañías aéreas, a fin de permitirles concentrarse y atraer la inversión que necesitan. Este objetivo debería perseguirse asimismo a nivel de la OACI, por ejemplo en la Conferencia sobre el Tránsito Aéreo que celebrará la OACI en marzo de 2013.

*Países de la Asociación de Naciones del Asia Sudoriental (ASEAN): Brunéi Darusalam, Camboya, Filipinas, Indonesia, Laos, Malasia, Myanmar, Singapur, Tailandia y Vietnam.

A continuación

Tras consultar a los Estados miembros en el Consejo de Transportes que se celebrará en diciembre de este año, la Comisión se dispone a avanzar con estas propuestas e incluso a presentar, a principios de 2013, una lista de prioridades para los mandatos de negociación por parte de la UE.

Compartir

  • Twitter
  • Facebook
  • LinkedIn