Saltar al menú principal
Saltar al contenido
  • Economía
  • 07/02/2018

Supresión de obstáculos a las compras por internet transfronterizas

Los consumidores podrán comprar en línea en la UE sin ser bloqueados o redirigidos a otra web
Los vendedores deberán tratar a los clientes de otro país europeo igual que a los locales, ofreciéndoles el mismo precio
El 63% de las webs encuestadas no permite compras desde otro país de la Unión Europea

 

Los consumidores europeos podrán acceder a una gama más amplia de productos y servicios en internet tras el fin del bloqueo geográfico.

Las nuevas normas que el Parlamento aprobó el martes prohibirán el bloque geográfico injustificado y permitirán a los consumidores elegir desde qué página desean realizar la compra, sin ser redirigidos a otra web o incluso bloqueados debido a su nacionalidad, lugar de residencia o localización.

Entre los productos y servicios cubiertos por la normativa figuran las entradas a espectáculos y parques de ocio, las estancias hoteleras y el alquiler de vehículos, pero quedan por el momento excluidos todos aquellos protegidos por derechos de autor, como libros electrónicos, música o videojuegos. También han quedado fuera los servicios audiovisuales y el transporte.

Los vendedores deberán tratar igual a los clientes de otro país de la UE que a los clientes locales, es decir, ofrecerles el mismo precio así como idénticas condiciones de venta en los siguientes casos:

- adquisición de bienes (como electrodomésticos, productos de electrónica, moda) cuando la entrega al cliente tenga lugar en un Estado miembro en el cual el comerciante ofrece la venta y distribución del producto en sus condiciones generales, o si ambas partes pactan un punto de recogida, cuando el comerciante ofrezca esa opción (los comerciantes no estarán obligados a entregar sus productos en toda la UE, pero el comprador podrá escoger recogerlo en un punto previamente acordado),

- servicios proporcionados a través de internet y que no estén protegidos por derechos de autor, como servicios en la nube, cortafuegos, almacenamiento de datos, alojamiento de páginas web, o

- servicios facilitados en las instalaciones del proveedor o en una localización en la que éste opera, como estancias hoteleras, entradas para eventos deportivos, alquiler de vehículos, festivales de música o entradas a parques temáticos.

También quedará prohibido ofrecer un trato diferente al comprador debido al lugar de emisión de su tarjeta de crédito o débito. Los métodos de pago aceptados, no obstante, seguirán siendo una decisión del vendedor, pero éste no podrá rechazar una marca específica de una nacionalidad determinada.

Los contenidos protegidos por derechos de autor, excluidos

Los contenidos digitales protegidos por derechos de autor, como libros electrónicos,  música o videojuegos, no están incluidos en la nueva normativa. No obstante, el equipo negociador del Parlamento introdujo una cláusula de revisión que obliga a la Comisión Europea a evaluar en el plazo de dos años si la prohibición del bloqueo geográfico debe extenderse también a estos contenidos. Los servicios audiovisuales y el transporte también han quedado por el momento excluidos de la ley.

Declaración de la ponente

Róża Thun (PPE, Polonia), responsable de la tramitación parlamentaria del texto, señaló: “esta legislación supone un paso clave hacia un mercado único digital más competitivo e integrado, tanto para los consumidores como los vendedores. También representa otro hito en la lucha contra la discriminación de consumidores basada en la nacionalidad o el lugar de residencia, que nunca debería producirse en nuestra Europa unida. Hemos demostrado que la UE puede ofrecer resultados a los ciudadanos de toda Europa, a través de cambios positivos que afectan al día a día”.

La nueva normativa salió adelante con 557 votos a favor, 89 en contra y 33 abstenciones.

Próximos pasos

El Parlamento y los Estados miembros llegaron a un acuerdo provisional sobre la legislación el 20 de noviembre de 2017. Entrará en vigor a los nueve meses de su publicación en el Diario Oficial de la UE.

Antecedentes
 
El 63% de las webs no permite a los usuarios realizar compras desde otro país de la UE, según un estudio llevado a cabo por la Comisión Europea. El bloqueo geográfico se da con más frecuencia en la compra de electrodomésticos (86%), mientras que en el ámbito de los servicios, afecta en mayor medida a las reservas del sector del ocio, como las entradas de eventos deportivos (40%).

Las compras por internet transfronterizas han aumentado considerablemente y en la última década el porcentaje de europeos que compran en línea se ha duplicado.

Presentada como parte del mercado único digital, esta regulación está incluida en el paquete de comercio electrónico, junto a la legislación sobre servicios transfronterizos de entrega de paquetes, cuya votación en el pleno del PE está prevista en marzo de 2018, y la ley para reforzar los derechos de los consumidores, ya aprobada por el Parlamento en noviembre de 2017.

Compartir

  • Twitter
  • Facebook
  • LinkedIn