Saltar al menú principal
Saltar al contenido
  • Economía
  • 01/07/2014

Siguen mejorando las condiciones de mercado para los consumidores

El Cuadro de Indicadores de los Mercados de Consumo muestra el comportamiento de 52 mercados de consumo, desde el de coches de segunda mano al de alojamiento vacacional. Los mercados están clasificados con arreglo a los datos facilitados por los consumidores en una encuesta a escala de la Unión Europea basada en cuatro componentes: comparabilidad de las ofertas, confianza en las empresas, problemas y reclamaciones, y satisfacción respecto de las empresas

 

El Cuadro de Indicadores de los Mercados de Consumo, en su décima edición, que se publica hoy, registra un mejor rendimiento en todos los mercados de consumo. Esta mejora es particularmente marcada en el caso de los mercados de bienes, mientras que los servicios siguen siendo las principales fuentes de descontento.

Neven Mimica, Comisario de Política de los Consumidores, ha declarado «El mercado debería estar al servicio de los consumidores, y no al revés. El Cuadro de Indicadores de los Mercados de Consumo que publicamos hoy muestra que, en general, las condiciones de mercado para los consumidores están mejorando. Sin embargo, todavía queda mucho por hacer, especialmente por lo que se refiere a los servicios y la energía. Con mis colegas de la Comisión Europea estamos trabajando intensamente para abordar estas cuestiones, ya sea a través de la Directiva de cuentas de pago o del paquete legislativo «Continente Conectado», o bien facilitando el cambio de proveedor».

El Cuadro de Indicadores de los Mercados de Consumo de 2014

El Cuadro de Indicadores de los Mercados de Consumo muestra el comportamiento de 52 mercados de consumo, desde el de coches de segunda mano al de alojamiento vacacional. Los mercados están clasificados con arreglo a los datos facilitados por los consumidores en una encuesta a escala de la UE basada en cuatro componentes: comparabilidad de las ofertas, confianza en las empresas, problemas y reclamaciones, y satisfacción respecto de las empresas. A continuación figuran las principales constataciones.

•    El funcionamiento del mercado está mejorando: entre 2012 y 2013, mejoró ligeramente la valoración general del funcionamiento del mercado[2], en todos los países y en relación con todos los mercados, siguiendo la tendencia observada desde 2010, aunque existen diferencias entre los distintos mercados y los diferentes países.

•    Los mercados de bienes funcionan considerablemente mejor que los mercados de servicios, aunque poco a poco se está cerrando la brecha. En comparación con 2012, algunos de los mercados con peor rendimiento, como, por ejemplo, el de servicios de tren y el de combustibles para vehículos, son los que más han mejorado.

•    Los servicios bancarios siguen siendo el sector más problemático: los mercados de productos de inversión y de créditos hipotecarios se sitúan en los últimos puestos de la clasificación, con puntuaciones muy por debajo de la media obtenida en el sector de servicios. Garantizar que los servicios financieros funcionen en interés de los consumidores en la actual coyuntura económica es un componente esencial de la política de los consumidores de la UE.

•    El resultado del mercado de las telecomunicaciones es inferior a la media, con puntuaciones muy por debajo de la misma para los indicadores de confianza, elección de los proveedores y satisfacción global del consumidor, y presenta la incidencia más alta de problemas y reclamaciones de todas las agrupaciones de mercados. En el lado positivo, las puntuaciones relativas a la comparabilidad y la facilidad para cambiar de operador son superiores a la media y las tasas de cambio de proveedor son los más altas para todas las agrupaciones de mercados. En septiembre de 2013, la Comisión adoptó el paquete legislativo «Continente Conectado», cuyo objetivo es eliminar las tarifas de itinerancia en 2016 y mejorar las posibilidades de elección de los consumidores respecto de los proveedores de telecomunicaciones.

•    Los mercados de servicios públicos, en particular los de la electricidad y el gas, también reciben puntuaciones por debajo de la media por parte de los consumidores. A pesar de las recientes mejoras, los mercados de servicios públicos siguen recibiendo puntuaciones bajas en lo que se refiere a comparabilidad de las ofertas, elección de los proveedores, facilidad de cambio de proveedor y cambio real de proveedor. La Comisión está trabajando con las principales partes interesadas con objeto de incrementar la transparencia de las ofertas y las facturas energéticas, garantizar el acceso de los consumidores a sus datos de consumo y facilitar el cambio de proveedor.

•    Los mercados de coches de segunda mano y de combustibles para vehículos siguen obteniendo malos resultados, ambos con puntuaciones muy por debajo de la media. Se ha concluido recientemente un estudio en profundidad a escala de la UE en el mercado de combustibles para vehículos.

Principales constataciones del estudio sobre combustibles para vehículos

El estudio confirma que los precios del combustible fluctúan con frecuencia; en determinados países cambian incluso varias veces al día. Esto resulta decisivo en un mercado en el que las decisiones de compra de los consumidores se basan principalmente en los precios. Los sitios web de comparación de precios se han convertido por tanto en una herramienta utilizada por los reguladores de varios Estados miembros para incrementar la transparencia de los precios. El estudio subraya, en particular, el caso de Austria, donde todos los minoristas de combustible deben notificar los cambios de precio y donde la legislación pertinente permite un solo incremento de precio al día. Esto ha asegurado una mayor transparencia de los precios para los consumidores y ha dado lugar a que, desde la introducción de la normativa sobre precios, haya habido reducciones de precio de hasta un 2,5 % para el diésel y un 3,6 % para la gasolina.

Próximos pasos

•    Sobre la base de las constataciones de este Cuadro de Indicadores, los servicios de la Comisión lanzarán dos estudios de mercado en profundidad: un estudio sobre el mercado minorista de la electricidad y un estudio de comportamiento cuya finalidad es mejorar la lectura y la comprensión de los consumidores respecto de los términos y las condiciones de los contratos. El estudio sobre el mercado minorista de la electricidad incluirá comparaciones con las constataciones de un estudio anterior (2010) del mercado y examinará el impacto de la aplicación de la legislación sobre el Tercer Paquete Energético. El segundo estudio analizará (a través de pruebas de comportamiento) diversas condiciones que podrían incrementar la disposición de los consumidores a leer los términos y condiciones de los contratos, así como su capacidad para comprenderlos.

Compartir

  • Twitter
  • Facebook
  • LinkedIn