Saltar al menú principal
Saltar al contenido
  • Transporte y telecomunicaciones
  • 05/02/2014

Seguridad aérea: Primer paso hacia una relajación de las restricciones sobre líquidos en los aeropuertos de la Unión Europea

A efectos prácticos el cambio tendrá que ver con los líquidos comprados en duty free en aeropuertos fuera de la UE o a bordo del avión en aerolíneas que no son basadas en la UE

 

El 31 enero de 2014, se dió un primer paso hacia una relajación de las restricciones actuales en materia de transporte de líquidos en los aeropuertos de la UE. Para la mayoría de los viajeros no habrá cambios, pero los aeropuertos estarán obligados a escanear ciertos líquidos en los controles de seguridad. En esta primera fase, las normas se aplicarán deliberadamente a un número muy limitado de líquidos a fin de minimizar los efectos negativos (tiempos de espera en los controles).

A efectos prácticos el cambio tendrá que ver con los líquidos comprados en duty free en aeropuertos fuera de la UE o a bordo del avión en aerolíneas que no son basadas en la UE. Siempre estos líquidos comprados en duty free sigan empaquetados en una bolsa de seguridad obtenida en la tienda, los pasajeros se los podrán llevar en un vuelo de conexión. Hasta ahora, este tipo de líquidos duty free eran sistemáticamente confiscados.

Por ejemplo, actualmente, si un pasajero compra una botella de whisky en "duty free" en Hong Kong y vuela vía Helsinki, antes de volar a Madrid, la botella se suele confiscar en Helsinki, ya que la UE no puede determinar si se proviene de una fuente segura.

A partir del 31 de enero 2014 , siempre que la bolsa de seguridad lleve el sello "libre de impuestos", eso no sucederá . La botella duty free comprada en Hong Kong será simplemente escaneada durante el control de seguridad en Helsinki.

Ese cambio permite mejorar los controles de seguridad y hace que sean más convenientes y más simples. Este es un paso muy importante hacia la eliminación en el futuro de todas las restricciones en materia de líquidos. Además, permite mejorar el nivel de seguridad, ya que es el inicio de la detección obligatoria de líquidos en la UE. Si esta primera fase tiene éxito, entonces en base a la experiencia adquirida, se incluirán más líquidos en la lista, con miras a poner fin a todas las restricciones de líquidos en 2016.

Compartir

  • Twitter
  • Facebook
  • LinkedIn