Saltar al menú principal
Saltar al contenido
  • Economía
  • 08/01/2014

Se inicia con éxito la transición al euro en Letonia

Según una reciente encuesta de la Comisión Europea, una gran proporción de letones ya tenían efectivo en euros dos días antes de la transición al euro

 

El 1 de enero de 2014 Letonia adoptó el euro como moneda oficial y la transición al euro está funcionando sin contratiempos y con arreglo al plan. La moneda nacional anterior, el LAT, está desapareciendo progresivamente durante un período de doble circulación de dos semanas, en el que ambas monedas tienen curso legal. Al finalizar el jueves 2 de enero, el 30 % de los pagos en las tiendas se hacían exclusivamente en euros y el 94 % de los clientes recibían su cambio en euros. No se observaron problemas importantes en los bancos ni en el sector minorista.

Según una reciente encuesta de la Comisión Europea, una gran proporción de letones ya tenían efectivo en euros dos días antes de la transición al euro: el 52 % poseía billetes en euros y el 64 % poseía monedas en euros — normalmente de viajes al extranjero, pero muchos también de un cambio en un banco o en una oficina de correos en Letonia o de monedas de euromonederos. El recurso generalizado al efectivo en euros antes del día del euro contribuye a facilitar la introducción del efectivo en euros.

La conversión de los cajeros automáticos (distribuidores de efectivo) se produjo sin contratiempos y prácticamente todos los cajeros automáticos han distribuido billetes en euros a partir de la primera hora del día 1 de enero. Además, diversas sucursales de los tres principales bancos estaban abiertas para operaciones de caja el miércoles 1 de enero. Asimismo los terminales situados en puntos de venta para los pagos con tarjeta en las tiendas se convirtieron sin problemas al euro y a tiempo para la apertura de las tiendas el 2 de enero.

Debido a las vacaciones de año nuevo, la actividad comercial durante los dos primeros días de la transición fue inferior a la normal. Según la encuesta de la Comisión[2], la mayoría de las personas que efectuaron una compra en efectivo el 2 de enero utilizó los  lats letones, con objeto de utilizar la vieja divisa en las tiendas en lugar de tener que acudir a un banco para cambiarlos. No obstante, al final del segundo día de introducción del euro, el 30 % de los encuestados ya habían pagado exclusivamente en euros, lo que representa una cifra muy elevada en comparación con anteriores transiciones al euro.

Los bancos comerciales habían recibido del Banco Central de Letonia billetes y monedas en euros con antelación y, a su vez, habían suministrado efectivo en euros a los comercios y otras empresas con arreglo a un contrato específico, de modo que pudieran gestionar los pagos y devolver el cambio en euros a partir del primer día de introducción del euro. El éxito del suministro anticipado de efectivo permitió a un número muy elevado de minoristas devolver el cambio exclusivamente en euros. Al final del segundo día de la transición, el 94 % del cambio ya se daba en la nueva moneda. Esto es importante para retirar los antiguos lats de la circulación lo antes posible.

Después de los dos primeros días con su nueva moneda, el 25 % de los ciudadanos encuestados afirmaron que ya poseían solo o principalmente billetes en euros en la cartera.

Gracias a los minuciosos preparativos, el inicio de la transición ha sido un éxito. No han surgido problemas importantes hasta ahora y los bancos y los minoristas mostraban un buen comportamiento, en general, en los primeros días de la transición.

Compartir

  • Twitter
  • Facebook
  • LinkedIn