Saltar al menú principal
Saltar al contenido
  • Política
  • 11/09/2020

Respuesta mundial a la crisis del coronavirus: la OMS y la Comisión ponen en marcha el Consejo de Facilitación para reforzar la colaboración mundial

La Unión Europea aprovechará todo su poder de convocatoria para ayudar a mantener la unidad mundial contra el coronavirus

 

La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, y el director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, han puesto en marcha y organizado conjuntamente la primera reunión del Consejo de Facilitación de Alto Nivel, que lidera el trabajo del Acelerador del acceso a las herramientas contra la COVID-19 (el «ACT-A»), un marco de colaboración mundial destinado a acelerar el desarrollo y el despliegue de vacunas, pruebas y tratamientos contra la COVID-19, así como a mejorar los sistemas sanitarios.

Los objetivos de la primera reunión del Consejo eran los siguientes: hacer del plan del ACT-A una solución mundial clave para poner fin a la crisis y restablecer los sistemas sanitarios y el crecimiento mundial, llegar a un acuerdo en relación con la lógica económica y los argumentos en favor de las inversiones a fin de financiar plenamente el ACT-A, y movilizar el liderazgo político y el apoyo internacional para alcanzar una asignación equitativa a escala mundial.

Ursula von der Leyen, presidenta de la Comisión Europea, ha declarado: «La puesta en marcha hoy del Consejo de Facilitación nos acerca a nuestro objetivo mundial: conseguir un acceso a vacunas, pruebas y tratamientos contra el coronavirus para todas las personas que los necesiten, en todas partes. La Unión Europea aprovechará todo su poder de convocatoria para ayudar a mantener la unidad mundial contra el coronavirus. Gracias a la presidencia de Noruega y Sudáfrica, representantes del norte y del sur del planeta, y a la experiencia de la OMS y de nuestros socios internacionales, ningún país ni ninguna región quedarán rezagados en esta lucha».

El Dr. Tedros Adhanom Ghebreyesus, director general de la OMS, ha afirmado: «La COVID-19 provoca la muerte de cerca de 5 000 personas cada día, y se espera que la contracción de la economía mundial ascienda a billones de dólares este año. Los argumentos en favor de las inversiones para poner fin a la pandemia nunca han sido tan contundentes. El ACT-A es la mejor manera de garantizar un acceso equitativo a vacunas, diagnósticos y medios terapéuticos, pero actualmente se enfrenta a un déficit de financiación de 35 000 millones USD. Su financiación plena permitiría reducir la duración de la pandemia y rentabilizar rápidamente las inversiones a medida que la economía mundial se vaya recuperando».

Stella Kyriakides, comisaria de Salud y Seguridad Alimentaria, ha declarado: «Solo podremos derrotar a la COVID-19 si luchamos juntos, a nivel mundial. Solo podremos avanzar si actuamos guiados por la solidaridad, la responsabilidad y la cooperación mundial. Hoy, reforzamos nuestro liderazgo mundial para acelerar el desarrollo y la distribución equitativa de vacunas, medios terapéuticos y diagnósticos. El Consejo de Facilitación desempeñará un papel decisivo en la consecución de este objetivo».

Durante su primera reunión, el Consejo ha adoptado una declaración política en la que destaca que la colaboración mundial es clave para derrotar al virus. Asimismo, insiste en la importancia de las pruebas, los tratamientos, la vacunación y la mejora de los sistemas sanitarios para superar la pandemia. La declaración también menciona los avances logrados y solicita recursos adicionales con el fin de cumplir esa misión.

El Consejo de Facilitación está compuesto por gobiernos y socios no gubernamentales (como la BMGF o el Wellcome Trust). Está copresidido por Noruega y Sudáfrica, por lo que existe un equilibrio geográfico. El Consejo se basa en lo logrado por el ACT-A en tan solo cuatro meses: más de 200 vacunas experimentales, 1 700 ensayos clínicos y el seguimiento de 80 diagnósticos, así como las encuestas realizadas a 100 países para detectar carencias en materia de capacidad.

Próximos pasos

Las observaciones finales sobre los argumentos en favor de las inversiones y el Plan del ACT-A se presentarán el 17 de septiembre y, a continuación, el evento de alto nivel del ACT-A tendrá lugar el 30 del mismo mes en la Asamblea General de las Naciones Unidas.

Entre el 15 y el 30 de septiembre se celebrarán reuniones de la Asamblea General de las Naciones Unidas y del G20, lo que servirá para extender el llamamiento a los líderes mundiales. Entre el 12 y el 18 de octubre se celebrarán reuniones anuales entre el Banco Mundial y el FMI para analizar la magnitud del desafío económico y los compromisos iniciales. De noviembre de 2020 a marzo de 2021, la cumbre del G20 y otras reuniones conexas responderán a la serie de compromisos.

En última instancia, la campaña de promoción del ACT-A tiene por objeto abordar los principales retos políticos y garantizar las necesidades de financiación, de más de 29 000 millones EUR (35 000 millones USD).

Contexto

Puesto en marcha a finales de abril de 2020, el Acelerador del acceso a las herramientas contra la COVID-19 (el «ACT») reúne a gobiernos, científicos, empresas, sociedad civil, filántropos y organizaciones sanitarias mundiales (la Fundación Bill & Melinda Gates, la CEPI, la FIND, la Alianza GAVI, el Fondo Mundial, Unitaid, Wellcome, la OMS, el Banco Mundial y el Mecanismo de Financiación Mundial). Su objetivo es acelerar el desarrollo de vacunas, medios terapéuticos y diagnósticos accesibles a nivel mundial y la mejora de los sistemas sanitarios necesarios. El intercambio de conocimientos y datos es fundamental. El ACT estará vigente durante dos años (renovables). No se creará ninguna estructura física nueva, sino que se recurrirá a los conocimientos especializados de las instituciones y los socios existentes.https://www.theglobalfund.org/en/

Tres asociaciones especializadas en vacunas, medios terapéuticos y diagnósticos definen la estrategia, determinan cuáles son los recursos necesarios y establecen las normas sobre rendición de cuentas. Reúnen a la industria, la investigación, las fundaciones, los organismos reguladores y las organizaciones internacionales, siguiendo el enfoque de la cadena de valor: desde la investigación hasta la fabricación y el despliegue. Esas asociaciones funcionan de la forma más autónoma posible y cuentan con el apoyo de un grupo de socios públicos y privados sin ánimo de lucro.

El objetivo del ACT-A es proteger los sistemas sanitarios y restablecer las sociedades y las economías acelerando el desarrollo, la asignación equitativa y una entrega ampliada de 2 000 millones de dosis de vacunas para finales de 2021, 245 millones de ciclos terapéuticos para mediados de 2021 y 500 millones de pruebas para mediados de 2021.

La Comisión Europea se ha comprometido a encontrar una solución mundial a la pandemia. Por ello, desde el 4 de mayo de 2020, ha aumentado en cerca de 16 000 millones EUR, en el marco de la respuesta mundial a la crisis del coronavirus, la acción en todo el mundo para un acceso universal a las pruebas, los tratamientos y las vacunas contra el coronavirus, y para la recuperación global.

Compartir

  • Twitter
  • Facebook
  • LinkedIn