Saltar al menú principal
Saltar al contenido
  • Política
  • 17/03/2010

Primeros pasos para la adhesión de la UE al Convenio Europeo de Derechos Fundamentales

El Tratado de Lisboa ofrece la base jurídica para que la Unión Europea se adhiera al Convenio Europeo de Derechos Humanos del Consejo de Europa.


Sede del Tribunal Europeo de Derechos Humanos en Estrasburgo


La Comisión Europea ha propuesto hoy varias directivas de negociación para la adhesión de la UE al Convenio Europeo de Derechos Humanos (CEDH), lo que consolidará todavía más el sistema de protección de los derechos humanos de la Unión.

“La adhesión al CEDH tiene importancia política, jurídica y simbólica”, ha señalado el Presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso. “Con ella, se ofrecerá un sistema coherente de protección de las libertades fundamentales en todo el continente, y completará la protección instaurada en el Tratado de Lisboa a través de la Carta de los Derechos Fundamentales, que tiene carácter vinculante”.

Al adherirse al CEDH, se introducirá un control judicial adicional en el ámbito de la protección de los derechos fundamentales en la Unión. El Tribunal de Derechos Humanos de Estrasburgo, será competente para examinar si los actos de las instituciones, organismos y órganos de la UE (incluidas las decisiones del Tribunal de Justicia de la UE), respetan el Convenio Europeo para la protección de los Derechos Humanos.

Además, supondrá una nueva posibilidad de recurso para los ciudadanos que consideren que la Unión ha violado alguno de sus derechos fundamentales. Así, una vez agotadas las vías nacionales, los ciudadanos podrán presentar una demanda ante el Tribunal Europeo de Derechos Humanos.

Por otra parte, la adhesión de la Unión al CEDH, permitirá a desarrollar una cultura común en la UE en el ámbito de los derechos humanos, reforzará la credibilidad del sistema europeo en este campo y garantizará el desarrollo armonizado de la jurisprudencia del Tribunal de Justicia de la UE y el Tribunal Europeo de Derechos Humanos.


Una adhesión prevista en el Tratado de Lisboa

La adhesión de la UE al CEDH es posible tras la entrada en vigor del Tratado de Lisboa, el 1 de diciembre de 2009, ya que en él se proporciona la base jurídica del Derecho de la UE para ello.

Todos los Estados miembros de la UE forman parte ya del CEDH. Una vez culminada la adhesión de la UE, serán 48 las partes contratantes de este Convenio.

El CEDH, fu aprobado en el año 1950 por el Consejo de Europa, y tiene por objetivo la protección de los derechos humanos y las libertades fundamentales.

El Convenio instituyó el Tribunal Europeo de Derechos Humanos, que es el encargado de ejercer ese control sobre la correcta aplicación del CEDH.

Compartir

  • Twitter
  • Facebook
  • LinkedIn