Saltar al menú principal
Saltar al contenido
  • Economía
  • 16/07/2020

Presupuesto de la UE: el Parlamento reclama nuevas fuentes de ingresos

Para financiar la recuperación del coronavirus e invertir en el futuro de Europa, el Parlamento Europeo solicita nuevas fuentes de ingresos para el presupuesto de la Unión Europea

 

La pandemia de COVID-19 ha tenido un impacto socioeconómico sin precedentes. Las últimas previsiones económicas de la Comisión Europea apuntan a una contracción de la economía de la UE de un 8,3 % este año. La UE y sus Estados miembros ya han adoptado medidas excepcionales en respuesta a la crisis. La Unión trabaja para reparar el daño inmediato provocado por el coronavirus, al tiempo que continúa construyendo una Europa más verde y más digital, la herramienta principal para lograrlo será el presupuesto a largo plazo de la UE.

Un presupuesto de recuperación

La preparación para el presupuesto 2021-2027 comenzó en mayo de 2018. Sin embargo, a la luz del brote de coronavirus, en mayo de 2020, la Comisión Europea presentó una nueva propuesta de presupuesto para abordar el impacto de la pandemia. La propuesta de la Comisión se produjo después de que el Parlamento reclamase un paquete de recuperación a gran escala: un presupuesto de 1,1 billones de euros así como un instrumento de recuperación de 750.000 millones de euros que consiste en subvenciones y préstamos. El presupuesto está sujeto a negociaciones entre el Parlamento y los gobiernos nacionales en el Consejo.

Más información sobre el plan de recuperación de la UE.

El préstamo para el paquete de recuperación de 750.000 millones de euros será posible a través de una enmienda de las reglas que establecen las condiciones para financiar el presupuesto de la UE. Para mejorar la capacidad de la UE para endeudarse en los mercados financieros y luego pagar la deuda, la Comisión propone aumentar la cantidad máxima de fondos que la Unión puede recaudar de los Estados miembros. El Parlamento tiene previsto adoptar su opinión sobre esta propuesta después del verano. También requerirá unanimidad en el Consejo, así como la ratificación de todos los Estados miembros.

Nuevas fuentes de ingresos para financiar la recuperación

Las fuentes de ingresos del presupuesto de la UE, también llamadas "recursos propios", se han mantenido sin cambios durante varias décadas. Incluyen derechos de aduana, así como contribuciones nacionales basadas en los recibos del IVA y en el ingreso nacional bruto. A lo largo de los años, el Parlamento ha pedido reiteradamente la reforma del sistema de recursos propios.

A medida que Europa se recupera del brote de coronavirus, los eurodiputados insisten en la introducción de nuevas fuentes de ingresos para cubrir los costes de refinanciación del instrumento de recuperación, evitar reducciones bruscas en el gasto presupuestario de la UE y garantizar que la respuesta frente al coronavirus no se convierta en una carga para las generaciones futuras.

El Parlamento propone nuevos ingresos en forma de gravámenes ambientales y financieros. Incluyen:

• una base imponible consolidada común del impuesto de sociedades
• impuestos a los servicios digitales
• un impuesto a las transacciones financieras
• ingresos del sistema de comercio de emisiones
• una contribución basada en residuos de envases de plástico no reciclados
• un impuesto fronterizo al carbono

El Parlamento también ha pedido reiteradamente la abolición de todos los reembolsos y correcciones presupuestarias, que benefician solo a algunos países de la UE.

Los europeos piden un mayor presupuesto de la UE

Cualquier decisión sobre el presupuesto a largo plazo requerirá el consentimiento de los eurodiputados, y el Parlamento ha dicho que la introducción de nuevas fuentes de ingresos es un requisito previo esencial para el acuerdo. Una nueva encuesta encargada por el Parlamento y realizada en junio de 2020 muestra que una mayoría (56%) de los europeos cree que la UE debería tener mayores medios financieros para superar el impacto del coronavirus.

Antes de una reunión de líderes de la UE los días 17 y 18 de julio, los eurodiputados han instado al Consejo a no diluir las propuestas de la Comisión. El 13 de julio, en respuesta a una propuesta revisada del presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, el presidente de la comisión de Presupuestos del Parlamento Europeo, Johan Van Overtveldt, dijo:"Los pasos positivos con respecto al tamaño y el equilibrio del instrumento de recuperación no pueden compensar las propuestas retrospectivas sobre el presupuesto a largo plazo y en recursos propios. Los programas esenciales de la Unión se reducen aún más, me refiero a Horizonte Europa, Erasmus +, Europa Digital y a la migración”.

Agregó que los objetivos a largo plazo de la UE no han desaparecido con el brote de COVID-19 y no deben ser sacrificados.

Necesidad de un compromiso vinculante

Valérie Hayer, una de las encargadas de la negociación sobre recursos propios en el Parlamento, pidió, también el 13 de julio, "un calendario legalmente vinculante para establecer nuevos recursos propios" y agregó "tenemos que hacer que los Estados miembros asuman un compromiso claro de que no retrocederán".


José Manuel Fernandes, el otro eurodiputado líder en la reforma de los recursos propios, también pidió una decisión vinculante: “Queremos que el dinero de los nuevos recursos propios sea suficiente para pagar las tasas de interés del fondo de recuperación. [...] La idea es sencilla: no podemos poner la carga sobre los ciudadanos".

Los siguientes pasos

Una vez que los países de la UE hayan acordado una posición común, tendrán un mandato para entablar negociaciones con el Parlamento, que tendrá la última palabra antes de que el presupuesto 2021-2027 pueda entrar en vigor. El actual presupuesto plurianual finaliza el 31 de diciembre de 2020.

 

Fuente: Parlamento Europeo

Compartir

  • Twitter
  • Facebook
  • LinkedIn