Saltar al menú principal
Saltar al contenido
  • Relaciones Exteriores
  • 21/02/2017

Pabriks destaca la importancia geopolítica y económica del acuerdo CETA con Canadá

El acuerdo comercial con Canadá suprimirá el 99 % de los derechos de aduana con el objetivo impulsar el intercambio de bienes y servicios y el flujo bilateral de inversiones. Su entrada provisional podría producirse ya en abril

 

El responsable del Parlamento Europeo para la negociación del acuerdo comercial entre la UE y Canadá (CETA), Artis Pabriks, considera que este pacto es “importante para Europa geopolítica y económicamente” y asegura que la UE “no puede sobrevivir sin un comercio libre y justo y una interacción de alta calidad con otros actores globales”. El eurodiputado popular cree además que el CETA servirá de modelo para futuros acuerdos comerciales, según una entrevista tras el respaldo del pleno al texto.

El acuerdo comercial con Canadá suprimirá el 99 % de los derechos de aduana con el objetivo impulsar el intercambio de bienes y servicios y el flujo bilateral de inversiones. Su entrada provisional podría producirse ya en abril.

Después de años de trabajo, ¿qué significa para usted el respaldo del Parlamento al CETA?

Significa mucho. Siempre he creído en la idea de Europa, y realmente siento que este continente sólo puede florecer si trabajamos juntos. Respaldar el CETA significa que nos aferramos colectivamente al sentido común en lugar de ceder ante el populismo. El CETA me hace tener la esperanza de que la Unión Europea, y los pueblos y naciones de Europa, pueden superar estos tiempos difíciles.

Muchos europeos todavía tienen dudas sobre el CETA. ¿Puede calmar sus preocupaciones?

En primer lugar, me gustaría que los europeos tengan en cuenta hechos concretos. Aunque hay oposición al acuerdo y un creciente populismo, este acuerdo comercial es importante para Europa tanto geopolítica como económicamente. El mundo se está volviendo cada vez más proteccionista y se están tratando de construir muros, pero Europa no puede sobrevivir sin un comercio libre y justo y una interacción de alta calidad con otros actores globales. Esto es lo que nos proporciona CETA, y es, a mi modo de ver, el estándar de oro para futuros acuerdos comerciales.

Hemos oído hablar de los beneficios que supondrá el CETA para la industria y los profesionales, pero ¿qué hay del trabajador medio?

Bueno, los trabajadores medios no son marcianos, viven en la Tierra. Y cualquier cosa buena que le suceda a nuestras sociedades en general también afecta positivamente a todos los ciudadanos. Las grandes corporaciones no necesitan acuerdos como el CETA, pueden entrar en el mercado con su dinero y sus abogados. Los pequeños empresarios no pueden hacerlo, por lo que el CETA es la manera de que sus productos lleguen al mercado canadiense. Un acuerdo comercial como el CETA simplemente aumentará nuestra riqueza y eso permitirá a los gobiernos nacionales ayudar mejor a los ciudadanos necesitados. Además, el 14% del empleo en la UE se produce gracias al comercio internacional.

Sin embargo, ¿no estamos entrando en una era en la que los acuerdos comerciales internacionales están perdiendo popularidad?

En este momento, los acuerdos comerciales se han convertido en un chivo expiatorio. La gente ya no quiere pensar sobre la base de los hechos, sino que tienen la posibilidad en las redes sociales de elegir la verdad. Realmente estamos viendo un declive en la posibilidad de discutir con hechos reales.
En cuanto al acuerdo comercial entre la UE y Estados Unidos, diría que está en el aire, ya que aún no sabemos cuál será la reacción de Trump al TTIP. Sin embargo, hasta ahora no ha dicho nada negativo sobre el acuerdo comercial con Europa.

El proceso de ratificación del CETA no termina en el Parlamento Europeo. ¿Cuáles son los siguientes pasos?

Tras la votación del Parlamento, el CETA entrará en vigor provisionalmente, pero todavía deben aprobarlo los parlamentos nacionales. Ahora que los eurodiputados han votado a favor de CETA, los europeos verán sus beneficios, y los parlamentos nacionales podrán discutir el acuerdo con el público y explicar lo que realmente implica el CETA. Y a largo plazo, creo que los parlamentos nacionales basarán sus votos en hechos concretos y no en temibles hipótesis sobre el colapso del mundo a causa del comercio internacional.

Compartir

  • Twitter
  • Facebook
  • LinkedIn