Saltar al menú principal
Saltar al contenido
  • Política Social
  • 12/12/2016

Nadia Murad y Lamiya Aji Bashar reciben el Premio Sájarov a la Libertad de Conciencia

Las ganadoras del Premio Sájarov 2016, Nadia Murad y Lamiya Aji Bashar, supervivientes yazidíes del cautiverio del Estado Islámico en Irak, recibirán el galardón el martes 13 de diciembre en una ceremonia durante la sesión plenaria del Parlamento Europeo en Estrasburgo

 

Las ganadoras del Premio Sájarov 2016, Nadia Murad y Lamiya Aji Bashar, supervivientes yazidíes del cautiverio del Estado Islámico en Irak, recibirán el galardón el martes 13 de diciembre en una ceremonia durante la sesión plenaria del Parlamento Europeo en Estrasburgo (Francia). Escaparon de la esclavitud sexual y se han convertido en portavoces de las mujeres afectadas por la campaña de violencia sexual del grupo terrorista, así como de la perseguida minoría yazidí.

¿Quiénes son Nadia Murad y Lamiya Aji Bashar?

Nadia Murad Basee Taha y Lamiya Aji Bashar son de Kocho, un pueblo situado en la provincia iraquí de Sinjar, donde en agosto de 2014, el Estado Islámico masacró a todos los varones de la aldea y capturó y esclavizó a todas las mujeres y niños. Las mujeres jóvenes de Kocho, incluidas Aji Bashar, Murad y sus hermanas, fueron secuestradas, vendidas en varias ocasiones y utilizadas como esclavas sexuales.

En noviembre de 2014 Murad logró escapar y llegar a un campo de refugiados del norte de Irak, y desde ahí viajar a Alemania. Un año después, en diciembre de 2015, Murad intervino en la primera sesión de la historia del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas dedicada al tráfico de personas, donde pronunció un vibrante discurso sobre su experiencia. En septiembre de 2016 Murad se convirtió en la primera persona superviviente de tráfico de personas en ser nombrada embajadora de buena voluntad de la ONUDD por la dignidad de los supervivientes del tráfico de personas.

Aji Bashar trató de escapar varias veces hasta conseguirlo el pasado abril. Al poco de atravesar la frontera kurda, en su huida hacia el territorio controlado por el Gobierno iraquí, resultó gravemente herida en la explosión de una mina terrestre, que la dejó parcialmente ciega. Continuó su huida y finalmente fue enviada a Alemania para recibir tratamiento médico. Desde su recuperación, Aji Bashar ha promovido activamente la sensibilización frente al sufrimiento de la comunidad yazidí y hoy sigue ayudando a las mujeres y los niños víctimas de la esclavitud y de las atrocidades del EI.

“He visto a miles de refugiados pasar por lo que hemos pasado mi familia y yo. Estamos diseminados por todas partes. Sé que el Estado Islámico sigue detrás de nosotros, intentando exterminarnos. Pienso en ello y es lo que me da fuerza, toda la fuerza, para continuar”, señala Nadia.

“Me gustaría explicar lo que me sucedió allí, no solo por mí, sino también para que otros, las otras mujeres, no reciban el mismo trato, para que los yazidíes no tengamos que pasar nunca más por algo así”, explica Lamyia.

Sigue la ceremonia en directo

La ceremonia de entrega del Premio Sájarov tendrá lugar este martes 13 de diciembre en el Parlamento Europeo, en Estrasburgo (Francia), a las 12.00 hora peninsular española.

Si desea seguir la ceremonia en directo puede hacerlo en la página o en la cuenta de Facebook del EP o en otras plataformas de medios sociales con la etiqueta #Sájarov.

Después de la ceremonia, el presidente Martin Schulz, Nadia Murad y Lamiya Aji Bashar darán una conferencia de prensa. Las galardonadas también se reunirán con los miembros de las comisiones de Exteriores, Desarrollo y Derechos Humanos el 12 de diciembre a las 19.00 hora peninsular española.

Los finalistas de este año, periodista turco Can Dündar y al activista ucraniano Mustafa Dzhemilev, también participarán en la ceremonia de entrega del premio.

Más sobre el premio Sájarov

El Premio Sájarov a la Libertad de Conciencia, que concede cada año la Eurocámara, fue creado en 1988 para recompensar a las personalidades o colectivos que se esfuerzan por defender los derechos humanos y las libertades fundamentales. El premio tiene una dotación de 50.000 euros.

El año pasado el galardón recayó en el bloguero saudí Raif Badawi.que continúa en prisión por subir contenido a su web considerado blasfemo por las autoridades saudíes. Fue detenido en 2012 y, posteriormente, condenado a diez años de prisión, 1.000 latigazos y una multa.

Compartir

  • Twitter
  • Facebook
  • LinkedIn