Saltar al menú principal
Saltar al contenido
  • I+d+i y Agenda Digital
  • 03/11/2016

Marte en Lanzarote

Los paseos por el paisaje casi marciano de la isla canaria de Lanzarote han permitido a los alumnos del curso Pangaea interpretar los fenómenos geológicos para comprender la historia de la formación de la isla

 

Matthias Maurer y los astronautas Luca Parmitano y Pedro Duque de la ESA posan durante una excursión del curso de geología planetaria Pangaea.

Los paseos por el paisaje casi marciano de la isla canaria de Lanzarote han permitido a los alumnos del curso Pangaea interpretar los fenómenos geológicos para comprender la historia de la formación de la isla. Su objetivo es ayudar a los astronautas a elegir los mejores lugares para explorar y recoger muestras de rocas.

Esta sesión sobre el terreno sirvió para poner en práctica lo aprendido durante la semana de formación que tuvo lugar el pasado septiembre en Bressanone, Italia. En ella estudiaron los procesos geológicos terrestres y planetarios, aprendiendo además a reconocer rocas y meteoritos.

El trío fue realizando salidas cada vez más complejas, finalizando con una exploración libre en campo para buscar muestras de interés, manteniendo al mismo tiempo el contacto por radio con los científicos en el ‘control de la misión’.

Lanzarote fue el lugar elegido para este curso por su similaridad geológica con Marte, debida a su origen volcánico, sus suaves procesos de sedimentación por lo seco de su clima, la práctica ausencia de vegetación y un paisaje bien preservado.

El curso se realizó en colaboración con el Geoparque Lanzarote, un área protegida con un entorno natural virgen perfecto.

Compartir

  • Twitter
  • Facebook
  • LinkedIn