Saltar al menú principal
Saltar al contenido
  • Justicia y asuntos de interior
  • 21/10/2019

Laura Kövesi, primera primera fiscal general europea

Kövesi ha logrado el respaldo del Parlamento Europeo para dirigir la Fiscalía Europea contra el Fraude, que estará operativa a finales de 2020

 

El nombramiento de la candidata rumana fue confirmado el 16 de octubre por el presidente del Parlamento Europeo, David Sassoli, y los líderes de los grupos poíticos de la Cámara, la denominada Conferencia de Presidentes.

Kövesi dirigirá la nueva Fiscalía Europea (EPPO), que comenzará a funcionar a finales de 2020 con la tarea de investigar delitos financieros de la UE como el fraude transfronterizo del IVA, el lavado de dinero y la corrupción.

Negociaciones desde marzo

Como ex jefa de la unidad anticorrupción de Rumanía, la Dirección Nacional Anticorrupción (DNA), una unidad de enjuiciamiento especializada en investigar casos de corrupción de alto nivel, su trabajo a veces provocó tensiones.

Kövesi fue desde el principio la candidata del PE, pero los ministros de la UE respaldaron a un candidato diferente, hasta hace poco.

Sobre la EPPO

Actualmente, solo las autoridades nacionales pueden investigar y enjuiciar el fraude contra el presupuesto de la UE, pero sus poderes se detienen en las fronteras nacionales.

El Parlamento pidió el establecimiento de un organismo de la UE en varias resoluciones, en las que destacaba la importancia de garantizar la independencia de sus fiscales. La EPPO fue aprobada en 2017 y finalmente se llegó a un acuerdo sobre quién debería liderarla en septiembre de 2019.

Hasta ahora, 22 Estados miembros se han unido a la EPPO. Los cinco países que actualmente no participan (Suecia, Hungría, Polonia, Irlanda y Dinamarca) pueden unirse en cualquier momento.

En 2017, el fraude afectó a 467,1 millones de euros del gasto presupuestario de la UE en países de la UE. Los documentos y declaraciones falsos o falsificados constituyeron los tipos más comunes de fraude, según un informe de la Comisión.

La Fiscalía Europea tendrá su sede en Luxemburgo, junto con el fiscal general y los fiscales de todos los países participantes. Dirigirán las investigaciones penales cotidianas llevadas a cabo por los fiscales delegados en todos los estados miembros participantes.

 

Fuente: Europarl

Compartir

  • Twitter
  • Facebook
  • LinkedIn