Saltar al menú principal
Saltar al contenido
  • Transporte y telecomunicaciones
  • 26/03/2013

La Unión Europea señala una cifra de muertos en carretera de las más bajas que se han registrado y da el primer paso hacia una estrategia en materia de lesiones en carretera

Por cada persona fallecida en las carreteras europeas se producen diez heridos graves con lesiones tales como daños al cerebro o a la médula espinal. Necesitamos una estrategia que permita reducir el número de lesiones graves en carretera en toda la Unión Europea

 

 

El número de muertos en carretera registró en 2012 un descenso de un 9 %. Según los nuevos datos publicados hoy por la Comisión Europea, 2012 ha sido el año en que se ha registrado el menor número de muertos en carretera en los países de la UE desde que se inició la recopilación de datos.

Siim Kallas, Vicepresidente de la Comisión Europea y Comisario de Transportes, ha declarado: «2012 ha sido un año importante para la seguridad vial en Europa, ya que la cifra de muertos en carretera ha sido la más baja jamás registrada. Una disminución del 9 % significa que se han salvado 3 000 vidas el año pasado. Este tipo de resultados es muy alentador. Pese a todo, son 75 las personas que mueren a diario en las carreteras europeas, por lo que no tenemos motivos para congratularnos en exceso. Tenemos el ambicioso objetivo de reducir a la mitad el número de muertos en carretera en la UE de aquí a 2020, por lo que debemos proseguir por este camino. El número de muertos en carretera solo es la punta del iceberg. Por cada persona fallecida en las carreteras europeas se producen diez heridos graves con lesiones tales como daños al cerebro o a la médula espinal. Necesitamos una estrategia que permita reducir el número de lesiones graves en carretera en toda la UE.».

Las estadísticas desglosadas por países (véase el cuadro a continuación) ponen de manifiesto que el número de muertos en carretera varía notablemente en toda la UE. Los países que arrojan el menor número de muertos en carretera siguen siendo el Reino Unido, Suecia, los Países Bajos y Dinamarca, con aproximadamente treinta muertos por cada millón de habitantes.

En comparación con las decepcionantes cifras de 2011, año en el que la mortalidad en carretera solo descendió un 2 %, la reducción del 9 % registrada en 2012 significa que los Estados miembros han vuelto a la senda que les permitirá alcanzar el objetivo de reducir a la mitad el número de muertos en carretera entre 2010 y 2020. Para lograr dicho objetivo, es necesaria una reducción media de aproximadamente el 7 %.

La cifra más preocupante que se desprende de las estadísticas sobre seguridad vial correspondientes al año 2011 es el notable aumento del número de usuarios vulnerables fallecidos tales como peatones, motociclistas y personas de avanzada edad, pese a la disminución global del número de muertos en carretera. Según los datos provisionales correspondientes a 2012, el número de usuarios vulnerables fallecidos descendió notablemente en 2012.

Programa europeo de seguridad vial de la UE 2011–2020

El programa europeo de seguridad vial de 2011-2020 (MEMO/10/343) establece un plan ambicioso destinado a reducir a la mitad el número de fallecidos en las carreteras europeas en los próximos diez años, con una serie de propuestas ambiciosas centradas en la mejora de los vehículos, las infraestructuras y el comportamiento de los usuarios. Se trata, por ejemplo, de importantes iniciativas recientes tales como:
un nuevo permiso de conducción europeo a partir de enero de 2013, con normas más estrictas aplicables al acceso a las motocicletas más potentes por parte de los jóvenes;

- planes nacionales de aplicación de la normativa presentados por los Estados miembros, que constituyen una fuente valiosa de mejores prácticas;

- normas transfronterizas de aplicación de la normativa que permiten intervenir contra los conductores que cometen infracciones en el extranjero (conducción en estado de embriaguez, exceso de velocidad, etc.), vigentes desde noviembre de 2012;

- trabajos de desarrollo de una estrategia relativa a las lesiones (véase a continuación).

Hacia una estrategia relativa a las lesiones: situación actual

Por cada persona fallecida en las carreteras europeas se estima que otras diez resultan gravemente heridas y 40 heridas de menor gravedad.

Uno de los factores clave que han contribuido al éxito de las medidas adoptadas para reducir la mortalidad en las carreteras es el enfoque basado en los resultados adoptado en las dos estrategias decenales consecutivas en materia de seguridad vial en la UE. Se podrían lograr importantes avances si se aplicara un enfoque similar a los accidentes no mortales que provocan lesiones graves. Lamentablemente, las cifras actuales sobre este tipo de lesiones constituyen estimaciones de carácter general. Las cifras comunicadas son a veces erróneas o subestimadas y no son comparables a escala de la UE.

Por ello, la Comisión Europea ha publicado hoy un documento sobre las lesiones graves causadas en accidentes de tráfico en el que esboza los próximos pasos hacia una estrategia global de la UE sobre dicha materia, en particular, una definición común del concepto de lesión grave en accidente de tráfico (aplicable  a partir de 2013), unas directrices destinadas a los Estados miembros para mejorar la recopilación de datos relativos a los accidentes graves de tráfico (primera declaración de datos basada en métodos de recopilación comparables en toda la UE y en la nueva definición, 2014) y el principio de adoptar a escala de la UE un objetivo de reducción de las lesiones graves causadas en accidentes de tráfico (por ejemplo, para el período 2015-2020).

En 2012, se dio un gran paso adelante con la adopción de un sistema aplicable al conjunto de la UE en materia de definición del concepto de lesión grave en accidente de tráfico. La Comisión Europea ha participado en importantes trabajos con los Estados miembros en el seno del grupo de alto nivel sobre seguridad vial, con el fin de llegar a un acuerdo sobre el uso de la escala de traumatismo MAIS (Maximum Abbreviated Injury Score), a efectos de la definición del concepto de lesión grave en accidente de tráfico. Para más información sobre la estrategia relativa a las lesiones, véase MEMO/13/232

Cinco hechos clave: ¿Qué sabemos ya acerca de las lesiones graves?

Las estimaciones actuales indican lo siguiente:

Cada año, unas 250 000 personas resultan gravemente heridas en accidentes de carretera en la UE, frente a los 28 000 fallecidos en carretera registrados en 2012.

Si bien el número de muertos en carretera descendió un 43 % en el último decenio, el número de personas gravemente heridas solo descendió un 36 %.
Las lesiones graves más comunes causadas en accidentes de tráfico son las de cabeza y cerebrales, seguidas de lesiones en las piernas y en la columna vertebral.

Los usuarios de la vía pública vulnerables, como peatones, ciclistas, motociclistas o usuarios de determinados grupos de edad, especialmente las personas de edad avanzada, se ven especialmente afectados por las graves lesiones causadas en accidentes de tráfico. Dichas lesiones se producen con más frecuencia en las zonas urbanas que en las vías interurbanas.

Documento de trabajo de los servicios de la Comisión sobre los primeros hitos hacia una estrategia relativa a las lesiones en accidentes de carretera; véase: http://ec.europa.eu/transport/road_safety/topics/serious_injuries/index_en.htm

Compartir

  • Twitter
  • Facebook
  • LinkedIn