Saltar al menú principal
Saltar al contenido
  • Política Social
  • 29/11/2012

La Unión Europea destinó el 29,4% de su PIB a la protección social en 2010

Los ratios más altos los encontramos en Francia, Dinamarca y los Países Bajos

 

 

En los últimos años, el gasto en protección social en la Unión Europea aumentó del 26,1% del PIB en 2007 hasta el 29,6% en 2009 y el 29,4% en 2010; según datos de Eurostat, la oficina estadística de la Unión Europea. Este aumento en el ratio se debe en gran parte a la crisis económica, ya que en términos nominales el gasto total en protección social en la UE aumentó aproximadamente en un 10% entre 2007 y 2010, mientras que el PIB se mantuvo bastante estable. Si el gasto en las principales categorías de beneficios (pensiones, sanidad, familia) aumentó alrededor de un 10%, el gasto en prestaciones por desempleo se incrementó en un tercio. En 2010, las dos principales fuentes de recursos de protección social a nivel de la UE fueron las contribuciones de los gobiernos a partir de los impuestos, que representaron hasta un 40% del total, y las contribuciones sociales, con un 56%.

La media de la UE sigue enmascarando grandes divergencias entre los Estados miembros. El gasto en protección social como porcentaje del PIB estaba por encima del 30% en 2010 en Francia (33,8%), Dinamarca (33,3%), Países Bajos (32,1%), Alemania (30,7 %), Finlandia (30,6%), Austria y Suecia (ambos 30,4%), y por debajo del 20% en Rumanía (17,6%), Letonia (17,8%), Bulgaria y Estonia (ambos 18,1%), Eslovaquia (18,6%), Polonia (18,9%), Lituania (19,1%) y Malta (19,8%).

Estas disparidades reflejan diferencias en el nivel de vida, pero también son indicativas de la diversidad de sistemas nacionales de protección social y de las estructuras demográficas, económicas, sociales e institucionales específicas de cada Estado miembro. España también estaba por debajo de la media europea en 2010, con un gasto social equivalente al 25,7% de su PIB.

 

Compartir

  • Twitter
  • Facebook
  • LinkedIn