Saltar al menú principal
Saltar al contenido
  • Relaciones Exteriores
  • 11/12/2017

La UE y Japón concluyen un Acuerdo de Asociación Económica

La comisaria europea de Comercio, Cecilia Malmström, y el ministro de Asuntos Exteriores japonés Taro Kono han anunciado hoy la finalización satisfactoria de las negociaciones entre la UE y Japón para el Acuerdo de Asociación Económica (AAE)

 

Tomando como base el acuerdo político de principio alcanzado el 6 de julio de 2017 durante la Cumbre UE-Japón, los negociadores de ambas partes han ultimado todos los detalles para finalizar el texto jurídico. Este proceso ya está listo.

El resultado alcanzado hoy se debe en gran parte a la determinación que han mostrado el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, y el primer ministro de Japón, Shinzo Abe, a lo largo de todo el proceso, y en particular en 2017, en sus reuniones celebradas en marzo en Bruselas, y paralelamente a la Cumbre del G-7 en Taormina, en mayo.

La conclusión de esas negociaciones es un hito importante para poner en marcha el mayor acuerdo comercial bilateral negociado hasta ahora por la Unión Europea. El Acuerdo de Asociación Económica abrirá enormes oportunidades de mercado para ambas partes, reforzará la cooperación entre la Unión Europea y Japón en algunos ámbitos, reafirmará su compromiso común de desarrollo sostenible y, por primera vez, incluirá un compromiso específico en lo que respecta al Acuerdo de París sobre el clima.

Tras confirmar la conclusión de este proceso en una conversación telefónica mantenida a primera hora de hoy con el primer ministro Shinzo Abe, el presidente Jean-Claude Juncker manifestó: «Esta es la UE en su estado óptimo, tanto en el fondo como en la forma. La UE y Japón envían un enérgico mensaje en defensa de un comercio abierto, justo y basado en normas. Este acuerdo consagra valores y principios comunes, aporta beneficios tangibles para ambas partes y al mismo tiempo protege las sensibilidades de los demás. En consonancia con el compromiso contraído en julio, hemos finalizado los debates antes de finales de año. Ahora vamos a hacer lo necesario para presentar el acuerdo al Parlamento Europeo y a los Estados miembros de la UE, a fin de que nuestras empresas y nuestros ciudadanos puedan empezar a explorar todo su potencial antes de que finalice el mandato de la Comisión que presido.»

«En el plazo previsto — estamos cumpliendo nuestra promesa de concluir este acuerdo este año», ha declarado la comisaria de Comercio Cecilia Malmström. «La UE y Japón comparten una visión común de una economía mundial abierta y basada en normas que garantiza los estándares más elevados. Hoy, estamos mandando un mensaje a otros países sobre la importancia de practicar un comercio libre y justo y de configurar la globalización. El potencial de este acuerdo es enorme y me alegro de que la UE y Japón sigan plenamente decididos a firmarlo el próximo año. De esa forma, las empresas europeas, los trabajadores y los consumidores podrán disfrutar de los beneficios lo antes posible.»

En palabras de Phil Hogan, comisario de Agricultura y Desarrollo Rural: «Este acuerdo es el más importante y de mayor alcance celebrado hasta ahora por la UE en el comercio agroalimentario. Proporcionará enormes oportunidades de crecimiento para nuestros exportadores de productos agroalimentarios en un mercado muy amplio, maduro y sofisticado. Hemos desarrollado con éxito un modelo de acuerdo de comercio libre que se adapta a nuestro perfil de exportación, manteniendo al mismo tiempo un acuerdo mutuamente beneficioso con nuestros socios. Esto muestra que la UE es un líder mundial en la configuración del comercio internacional y sus normas: un ejemplo concreto de cómo la UE aprovecha la globalización en beneficio de nuestros ciudadanos. Las exportaciones de productos agroalimentarios de la UE crean puestos de trabajo de calidad, la mayoría de ellos en zonas rurales.»

Los debates técnicos que se han llevado a cabo desde julio han estado dirigido a: estabilizar los compromisos de la UE y Japón sobre aranceles y servicios; establecer disposiciones finales para la protección de las indicaciones geográficas de la UE y de Japón; finalizar los capítulos sobre las buenas prácticas y la cooperación en materia de reglamentación, y la transparencia, reforzar el compromiso con respecto al acuerdo de París en el capítulo sobre comercio y desarrollo sostenible; así como compensar un menor número de cuestiones pendientes en varias partes del acuerdo.

Principales elementos de este acuerdo:

El Acuerdo de Asociación Económica eliminará la gran mayoría de los mil millones de euros de derechos pagados anualmente por empresas de la UE que exportan a Japón, así como una serie de antiguos obstáculos reglamentarios. Asimismo, abrirá el mercado japonés (127 millones de consumidores) a las principales exportaciones agrícolas de la UE e incrementará las posibilidades de exportación de la UE en algunos otros sectores.

Por lo que respecta a las exportaciones agrícolas de la UE, el acuerdo, en particular:

eliminará los derechos que se aplican a numerosos quesos, como el Gouda y el Cheddar (que actualmente son del 29,8 %), así como a las exportaciones de vino (actualmente de una media del 15 %);

permitirá a la UE incrementar sustancialmente sus exportaciones de carne de vacuno a Japón y, en lo que se refiere a la carne de cerdo, existirá un comercio libre de derechos para la carne transformada y casi libre de derechos para la carne fresca;

garantizará la protección en Japón de más de 200 productos agrícolas europeos de alta calidad, las denominadas indicaciones geográficas (IG), y también garantizará la protección de una selección de las IG de la UE.

Asimismo, este acuerdo abre los mercados de servicios, en particular los servicios financieros, el comercio electrónico, las telecomunicaciones y el transporte. Asimismo…
garantiza a las empresas de la UE el acceso a los grandes mercados de contratación pública de Japón en 48 grandes ciudades, y elimina los obstáculos a la contratación en el sector ferroviario, que tiene gran importancia económica, a nivel nacional;

protege sensibilidades en la UE, por ejemplo en el sector del automóvil, con períodos de transición antes de la apertura de los mercados.

El Acuerdo también incluye un capítulo detallado sobre comercio y desarrollo sostenible; establece los estándares más elevados en materia de trabajo, seguridad, protección del medio ambiente y protección de los consumidores; refuerza la acción de la UE y de Japón en materia de desarrollo sostenible y cambio climático, y garantiza plenamente los servicios públicos.

En lo que respecta a la protección de datos, que se aborda por separado del Acuerdo de Asociación Económica, en la Cumbre de julio se emitió una declaración conjunta, en la que la UE y Japón destacan la importancia de garantizar un alto nivel de protección de la vida privada y la seguridad de los datos personales como un derecho fundamental y un factor central de la confianza de los consumidores en la economía digital, lo cual también facilita el flujo recíproco de datos, que contribuyen al desarrollo de la economía digital. Con las recientes reformas de sus respectivas legislaciones sobre privacidad, ambas partes han incrementado aún más la convergencia de sus sistemas, que se basan en particular en normas transversales en materia de privacidad, en un núcleo de derechos individuales y en un control de la aplicación por autoridades de supervisión independientes. Esto ofrece nuevas oportunidades para facilitar el intercambio de datos, también a través de una búsqueda simultánea de un adecuado nivel de protección por ambas partes. La UE y Japón siguen trabajando para que se adopten decisiones de adecuación con arreglo a las respectivas normas de protección de datos lo antes posible en 2018.

Siguientes etapas

Este anuncio implica que ahora la UE y Japón empezarán la verificación jurídica del texto, también conocida como «revisión jurídica».

Una vez concluido ese ejercicio, el texto del acuerdo se traducirá a las 23 lenguas oficiales de la UE y al japonés.

A continuación, la Comisión someterá el acuerdo a la aprobación del Parlamento Europeo y de los Estados miembros de la UE, con el objetivo de que entre en vigor antes de que finalice el presente mandato de la Comisión Europea, en 2019.

Al mismo tiempo, prosiguen las negociaciones sobre las normas de protección de las inversiones y sobre la resolución de los litigios en materia de protección de las inversiones. El firme compromiso de ambas partes es llegar lo antes posible a una convergencia en las negociaciones sobre la protección de las inversiones, teniendo en cuenta su compromiso conjunto por lograr un entorno estable y seguro para las inversiones en Europa y Japón.

Además, la UE y Japón siguen trabajando para alcanzar una rápida conclusión del Acuerdo de Asociación Estratégica, lo cual reforzará aún más la relación entre la UE y Japón, y definirá la orientación estratégica y la coherencia de nuestros trabajos comunes actuales y futuros. Está previsto que el Acuerdo de Asociación Estratégica y el Acuerdo de Asociación Económica se firmen conjuntamente en 2018.

Compartir

  • Twitter
  • Facebook
  • LinkedIn