Saltar al menú principal
Saltar al contenido
  • Política Social
  • 15/02/2012

La UE intercambia ayuda en caso de desastres para proteger a la población

Un Estado miembro, o un país tercero, puede activar el llamado Mecanismo Europeo de Protección Civil cuando sufra un desastre provocado por causas naturales o humanas y necesite la ayuda de otros estados para efectuar labores de rescate, proteger a su población o salvaguardar su patrimonio cultural.



El mecanismo se ha activado muchas veces durante los últimos años, por ejemplo en el 2002 por el desastre del Prestige, por el maremoto en Fukushima del pasado año,  por los incendios forestales en Portugal, por las inundaciones en varios países de Europa del este y, más recientemente, el pasado mes de julio en Chipre por la explosión en una base naval cerca de Lárnaca).

Y este mecanismo de ayuda…cómo se activa?. Depende de quién solicite la ayuda, si es un estado miembro de la UE o es un país tercero. En cualquier caso, la UE se encarga de gestionar la ayuda. Un Estado miembro la solicita cuando no puede afrontar los efectos de un desastre utilizando los mecanismos nacionales de protección civil.  El centro europeo recibe la petición, que rápidamente se traslada a los centros de protección civil de los diferentes estados miembros. Estos ofrecen sus recursos disponibles e informan a la UE. El Mecanismo selecciona de lo ofrecido aquello que más se adecúa a lo solicitado por el estado afectado.

Si es un país tercero quien solicita la ayuda, se sigue el mismo camino, pero con una diferencia. La Comisión Europea tiene que consultar al Consejo de Ministros de la UE y si esta institución considera que el país en cuestión está en una zona de conflicto o de guerra civil, es el Consejo el que gestiona el mecanismo de protección civil. Si el país no es conflictivo, la UE actúa como si fuera un Estado miembro.

Luego la entrega de la ayuda, el transporte, los visados de entrada, etc se hacen directamente entre los estados que ofrecen la ayuda y el solicitante. Cualquier equipo de intervención o de asistencia enviado por la UE a un área de desastre permanece bajo la dirección de las autoridades nacionales del país afectado. Los equipos europeos están sujetos a la ley local y deben operar en conformidad con las leyes nacionales y los procedimientos gubernamentales.

Hay muchos ejemplos de cómo ha actuado el Mecanismo Europeo de Protección Civil:  en agosto de 2006 Galicia sufrió más de cien incendios, que afectaron a 80.000 hectáreas. En la mañana del 9 de agosto, España activó el mecanismo europeo de protección civil para disponer de aviones, helicópteros y camiones. Italia envió dos aviones, Portugal envió 25 vehículos y 65 bomberos y Francia otros dos aviones. La operación concluyó el 15 de agosto.

En abril de 2006 varios países del centro y del este de Europa solicitaron ayuda al mecanismo europeo de protección civil por graves inundaciones. El resto de Estados miembros les suministraron, entre otras muchas cosas, bombas para achicar agua, vacunas, desinfectantes y equipos de rescate.

Una de las operaciones de mayor envergadura realizadas por el Mecanismo Europeo de Protección Civil fue en Haití, debido al terremoto que el 12 de enero de 2010 dejó 220.000 muertos. Se enviaron equipos de rescate, médicos, comida, tiendas para el alojamiento, agua y mecanismos de potabilización de agua. Los equipos europeos de rescate lograron sacar con vida de entre los escombros a más de 30 personas.

 

 

La publicación de esta información se enmarca dentro del acuerdo entre la Secretaría de Estado para la UE y la Comisión Europea para realizar acciones de comunicación sobre la Unión Europea.

¿Hablamos de Europa?
www.hablamosdeeuropa.es

¿Quieres tener toda la información europea en tu móvil? Descarga las aplicaciones:
http://ec.europa.eu/spain/aplicaciones-para-iphone-android_es.htm

Compartir

  • Twitter
  • Facebook
  • LinkedIn