Saltar al menú principal
Saltar al contenido
  • Economía
  • 19/07/2012

La UE apuesta por las infraestructuras para fomentar el crecimiento y el empleo

Inversión en infraestructuras, transporte, energía y banda ancha.

 

 

 

En los duros tiempos que corren para los europeos debido a la crisis, la UE ha impulsado un plan de crecimiento y empleo que incluye medidas para reactivar la inversión y construcción de infraestructuras de transporte, energía y banda ancha.
 
¿De qué se trata? ¿Cuál es la inversión y cómo se financia esta iniciativa?
 
Los líderes europeos han incluido los llamados "bonos proyecto Europa 2020" en el plan de crecimiento por valor de 120.000 millones de euros que aprobaron en la última cumbre de junio, pero la iniciativa fue presentada por la Comisión Europea en octubre pasado.
 
Los países de la UE y el Parlamento Europeo han aprobado recientemente una "fase piloto" para 2012 y 2013, que consiste en introducir en el mercado un nuevo tipo de bonos que tienen el fin de constituir una alternativa a los créditos que dan los bancos a las promotoras. Si tiene éxito se incorporarán los bonos en el presupuesto plurianual 2014-2020 de la Unión Europea.
 
Se destinarán a proyectos de infraestructuras que tienen visos de ser financiadas por el sector privado pero que, debido a los riesgos que conllevan las grandes iniciativas a largo plazo, pueden encontrarse con problemas para encontrar inversores dispuestos a arriesgar su dinero, sobre todo en tiempos de crisis.
 
Por eso, la UE ha decidido ayudar a los promotores de proyectos de este tipo a atraer financiación privada al cubrir parte del riesgo y reducirlo así para los inversores.
 
¿En qué consiste la idea?
 
Imagínate que una empresa o un consorcio consigue un contrato del Estado para construir una autopista. Los promotores crean una entidad para el proyecto con el fin de reunir financiación y construir, mantener y operar la autopista. Las empresas aportan fondos propios a la entidad creada. El resto de la financiación se reúne en forma de deuda, tradicionalmente con un crédito bancario.
 
Ahora, en lugar de recurrir al tradicional crédito, la entidad puede reunir deuda sénior mediante la emisión de bonos proyecto.
 
La UE dedicará un total de 230 millones de euros de su presupuesto para cubrir parte de los riesgos de los proyectos.
 
En concreto, el dinero se utilizará para dar capital al Banco Europeo de Inversiones (BEI) con el fin de cubrir una parte -hasta un tercio- del riesgo que asume esta institución cuando financia proyectos de infraestructuras. El resto lo cubre el BEI, que respaldará hasta un 20 % de la deuda de un proyecto.
 
Dado que el presupuesto es limitado, se seleccionarán entre 5 y 10 proyectos, centrándose en aquellos que se encuentren ya en una fase relativamente avanzada.
 
Hasta 200 millones de euros se destinarán a proyectos de transporte, hasta 10 millones a iniciativas energéticas y hasta 20 millones a programas relacionadas con las tecnologías de la información y comunicación.
 
La UE calcula que el efecto de mejorar así la calidad crediticia de los proyectos multiplicará por 15 o 20 la inversión que hace, de manera que se podrían movilizar inversiones privadas por valor de 4.500 millones de euros durante este año y el próximo.

 

 

La publicación de esta información se enmarca dentro del acuerdo entre la Secretaría de Estado para la UE y la Comisión Europea para realizar acciones de comunicación  sobre la Unión Europea.

¿Hablamos de Europa?
www.hablamosdeeuropa.es

¿Quieres tener toda la información europea en tu móvil? Descarga las aplicaciones:
http://ec.europa.eu/spain/aplicaciones-para-iphone-android_es.htm

Compartir

  • Twitter
  • Facebook
  • LinkedIn