Saltar al menú principal
Saltar al contenido
  • Medio Ambiente y Energía
  • 05/04/2012

La Euroviñeta de la discordia

Parece que con la euroviñeta pasa como con algunos equipos de fútbol: no dejan indiferentes a casi nadie y, o bien recibe un apoyo entusiasta, o, por el contrario, es criticada más allá de cualquier otra consideración.

 

Curiosamente, no sólo es el sector del transporte de mercancías, el más afectado directamente,  el que opina, un día sí y otro también, sobre su aplicación, sino que desde las organizaciones ecologistas y desde los partidos políticos se lanzan también mensajes, a veces muy contradictorios. Puede ocurrir incluso que formaciones del mismo color digan una cosa en Berlín y otra en Madrid.

Resulta significativo que, al menos en principio, los países del centro de Europa, especialmente Francia y Alemania, sean sus defensores más acérrimos, mientras que desde la periferia, sobre todo España e Italia, vengan los mayores denuestos. ¿Casualidad? No. Sencillamente, geografía.

Es verdad, y cualquiera que circule por el centro de Europa lo ha podido comprobar fácilmente, que esos dos países y otros como Austria soportan un tránsito de vehículos de transporte de mercancías mucho mayor que otros y parece sensato que eso tenga alguna compensación.

Pero hay una pregunta que planea sobre esta cuestión: ¿Por qué sólo el sector del transporte de mercancías? Por ahora no hay ni una respuesta unánime ni convincente.

Tal vez fue un error dejar al arbitrio de cada país la posibilidad de aplicarla o no en su legislación, aunque se dejó la puerta abierta a que finalmente sea una norma de obligado cumplimiento pata todos.
Ahora, sacudidos por la recesión, especialmente dura con España e Italia, el sector del transporte de estos países, que dependen del camión quizá de forma excesiva, ven con pavor la posibilidad de que se aplique de forma general la famosa euroviñeta, ya que, según ellos, encarecerá el transporte hasta un 30 por ciento. Además, aducen que no pueden trasladar el coste a sus clientes.

Por otro lado, por lo menos por lo que se refiere a España, los grupos ecologistas protestan porque el Gobierno no aplica la tasa, que nació precisamente para paliar los efectos nocivos que para el medio ambiente tiene la circulación de tantos vehículos de gran tonelaje.

La ecología, aunque como telón de fondo están otros conceptos, se convierte así, y posiblemente de forma involuntaria, en una especie de manzana de la discordia en forma de euroviñeta.

La publicación de esta información se enmarca dentro del acuerdo entre la Secretaría de Estado para la UE y la Comisión Europea para realizar acciones de comunicación  sobre la Unión Europea.

¿Hablamos de Europa?
www.hablamosdeeuropa.es

¿Quieres tener toda la información europea en tu móvil? Descarga las aplicaciones:
http://ec.europa.eu/spain/aplicaciones-para-iphone-android_es.htm

Compartir

  • Twitter
  • Facebook
  • LinkedIn