Saltar al menú principal
Saltar al contenido
  • I+d+i y Agenda Digital
  • 10/03/2021

La Década Digital de Europa: la Comisión fija el rumbo hacia una Europa empoderada digitalmente de aquí a 2030

La Comisión Europea propone una Brújula Digital para hacer realidad las ambiciones digitales de la UE para 2030

 

La Comisión presenta una visión, objetivos y vías para el éxito de la transformación digital de Europa de aquí a 2030. Esto también es fundamental para culminar la transición hacia una economía climáticamente neutra, circular y resiliente. La ambición de la UE es ser digitalmente soberana en un mundo abierto e interconectado, y ejecutar políticas digitales que empoderen a las personas y a las empresas en pro de un futuro digital centrado en el ser humano, sostenible y más próspero, lo que comprende resolver los puntos vulnerables y agilizar la inversión.

La Comunicación es consecuencia del llamamiento de la presidenta Von der Leyen en favor de hacer de los próximos años la «Década Digital» de Europa, responde a la petición del Consejo Europeo de una Brújula Digital y se basa en la estrategia digital de la Comisión de febrero de 2020. La Comunicación propone que se acuerde un conjunto de principios digitales, que se pongan en marcha rápidamente importantes proyectos plurinacionales y que se formule una propuesta legislativa que establezca un marco de gobernanza sólido, con el fin de hacer un seguimiento de los progresos registrados (la Brújula Digital).

La Brújula Digital de Europa

La Comisión propone una Brújula Digital para hacer realidad las ambiciones digitales de la UE para 2030. Estas ambiciones giran en torno a cuatro puntos clave:

1) Ciudadanos con capacidades digitales y profesionales del sector digital altamente cualificados: Para 2030, al menos el 80 % de todos los adultos debería tener competencias digitales básicas y debería haber veinte millones de especialistas en TIC en la UE, con más mujeres adoptando este tipo de trabajo.

1) Infraestructuras digitales seguras, eficaces y sostenibles: Para 2030, todos los hogares de la UE deberían tener conectividad de gigabit y todas las zonas pobladas deberían estar servidas por redes 5G; la producción de semiconductores de punta y sostenibles en Europa debería representar el 20 % de la producción mundial; deberían desplegarse en la UE diez mil nodos externos muy seguros y climáticamente neutros; y Europa debería tener su primer ordenador cuántico.

3) Transformación digital de las empresas: Para 2030, tres de cada cuatro empresas deberían utilizar servicios de computación en nube, macrodatos e inteligencia artificial; más del 90 % de las pymes debería alcanzar al menos un nivel básico de intensidad digital; y el número de unicornios de la UE debería duplicarse;

4) Digitalización de los servicios públicos: Para 2030, todos los servicios públicos clave deberían estar disponibles en línea; todos los ciudadanos deberían tener acceso a su historial médico electrónico; y el 80 % de los ciudadanos deberían utilizar una solución de identificación electrónica.

La Brújula establece una sólida estructura de gobernanza conjunta con los Estados miembros basada en un sistema de seguimiento con informes anuales en forma de semáforos. Los objetivos se recogerán en un programa político que se acordará con el Parlamento Europeo y el Consejo.

Proyectos plurinacionales

Para hacer frente mejor a las carencias de la UE en materia de capacidades cruciales, la Comisión también facilitará la rápida puesta en marcha de proyectos plurinacionales que combinen inversiones con cargo al presupuesto de la UE, los Estados miembros y la industria, y aprovechen el Mecanismo de Recuperación y Resiliencia y otros fondos de la UE. En sus planes de recuperación y resiliencia, los Estados miembros se han comprometido a dedicar al menos el 20 % a proyectos digitales. Entre los posibles proyectos plurinacionales cabe citar una infraestructura paneuropea interconectada de tratamiento de datos; el diseño y despliegue de la próxima generación de procesadores fiables de baja potencia; y administraciones públicas conectadas.

Derechos y principios digitales para los europeos

Los derechos y valores de la UE constituyen el elemento central de la vía digital europea, cuyo protagonista es el ser humano, y deberían estar tan plenamente presentes en el ciberespacio como lo están en el mundo real. Por este motivo, la Comisión propone crear un marco de principios digitales, por ejemplo, el acceso universal a una conectividad de alta calidad, a suficientes competencias digitales, a servicios públicos y a servicios en línea equitativos y no discriminatorios, garantizando, más en general, que los mismos derechos que se aplican fuera de línea puedan ejercerse plenamente en línea. Estos principios se tratarían en un amplio debate social y podrían consagrarse en una declaración interinstitucional solemne del Parlamento Europeo, el Consejo y la Comisión. Se basaría en el pilar europeo de derechos sociales y lo complementaría. Por último, la Comisión propone saber mediante un Eurobarómetro anual si los europeos consideran que se respetan sus derechos digitales.

Una Europa digital en el mundo

La transformación digital plantea retos mundiales. La UE se esforzará por promover su programa digital positivo y centrado en el ser humano en las organizaciones internacionales y a través de sólidas asociaciones digitales internacionales. La combinación de las inversiones interiores de la UE con la considerable financiación disponible con cargo a los nuevos instrumentos de cooperación exterior permitirá a la UE colaborar con socios de todo el mundo para alcanzar objetivos mundiales comunes. La Comisión ya ha propuesto la creación de un nuevo Consejo de Comercio y Tecnología UE-EE.UU. La Comunicación de hoy también destaca la importancia de invertir en una mejor conectividad con los socios exteriores de la UE, por ejemplo, mediante la creación de un Fondo de Conectividad Digital.

Declaraciones de los miembros del Colegio de Comisarios

La presidenta de la Comisión, Ursula von der Leyen, ha declarado: «Europa tiene una oportunidad única de reconstruirse mejor. Mediante el nuevo presupuesto plurianual y el Mecanismo de Recuperación y Resiliencia, hemos movilizado recursos sin precedentes para invertir en la transición digital. La pandemia ha puesto de manifiesto hasta qué punto las tecnologías y capacidades digitales son cruciales para trabajar, estudiar y mantenerse en contacto, y qué aspectos deberíamos mejorar. Ahora debemos hacer de esta la Década Digital de Europa para que todos los ciudadanos y empresas puedan acceder a lo mejor que pueda ofrecer el mundo digital. La Brújula Digital de hoy nos ofrece una visión clara de la manera de conseguirlo».

La vicepresidenta ejecutiva para Una Europa Adaptada a la Era Digital, Margrethe Vestager, ha declarado: «El documento de hoy es el inicio de un proceso inclusivo. Junto con el Parlamento Europeo, los Estados miembros y otras partes interesadas, trabajaremos para que Europa se convierta en el socio próspero, seguro y abierto que queremos que sea en el mundo, y para velar por que cada uno de nosotros se beneficie plenamente del bienestar que aporta una sociedad digital inclusiva».

El comisario de Mercado Interior, Thierry Breton, ha declarado: «Como continente, Europa tiene que velar por que sus ciudadanos y empresas tengan acceso a un surtido de tecnologías punteras que mejoren su vida y sean más seguras e incluso más ecológicas, siempre que también tengan las capacidades necesarias para utilizarlas. En el mundo posterior a la pandemia, es así como configuraremos juntos una Europa resiliente y digitalmente soberana. Esta es la Década Digital de Europa».

Contexto

Las tecnologías digitales han sido fundamentales para mantener la vida económica y social a lo largo de la crisis del coronavirus. Serán el factor de diferenciación clave para el éxito de la transición hacia una economía y una sociedad sostenibles después de la pandemia. Las empresas y los ciudadanos europeos podrán beneficiarse de mayores oportunidades digitales, fomentando la resiliencia y mitigando las dependencias a todos los niveles, desde los sectores industriales hasta las tecnologías individuales. El planteamiento europeo en materia de transformación digital es también un factor clave que sustenta la influencia mundial de la UE.

En su discurso sobre el estado de la Unión de 2020, la presidenta de la Comisión, Ursula von der Leyen, pidió a Europa que demostrara un mayor liderazgo digital mediante una visión común para 2030, basada en objetivos y principios claros como la conectividad universal y el respeto del derecho a la intimidad y la libertad de expresión. En sus conclusiones de octubre de 2020, el Consejo Europeo invitó a la Comisión a presentar una Brújula Digital global que fijara las ambiciones de la UE para 2030.

La cuantía de la financiación de la UE disponible con cargo al Mecanismo de Recuperación y Resiliencia permitirá que la cooperación entre los Estados miembros, necesaria para conseguir una transformación digital satisfactoria, alcance una dimensión y una intensidad sin precedentes. Se ha fijado un objetivo de gasto digital del 20 % para cada plan nacional, que se suma al componente digital del presupuesto europeo 2021-2027.

 

Fuente: Comisión Europea

Compartir

  • Twitter
  • Facebook
  • LinkedIn