Saltar al menú principal
Saltar al contenido
  • Transporte y telecomunicaciones
  • 16/01/2015

La Comisión identifica las prioridades en materia de infraestructuras y las necesidades de inversión para la Red Transeuropea de Transporte hasta 2030

En la primavera de 2015 cada coordinador europeo presentará, respecto de su respectivo corredor, un plan de trabajo del corredor al Parlamento Europeo, al Consejo y a la Comisión Europea. Estos planes de trabajo servirán de guía para el futuro desarrollo del corredor. Se basan en los estudios publicados hoy en día y estarán sujetos a la aprobación de los Estados miembros directamente implicados

 

La Comisión Europea ha publicado nueve estudios sobre el estado de la situación y las necesidades de desarrollo de los corredores de la red básica de la RTE-T. Los estudios han determinado unas necesidades de desarrollo de infraestructuras, que representan unos 700 000 millones de euros de inversiones financieras hasta el 2030. En ellos se pone de relieve la importancia de la optimización de la utilización de las infraestructuras a lo largo de los corredores, en particular a través de sistemas de transporte inteligentes, una gestión eficiente y la promoción de soluciones de transporte ecológicas y orientadas al futuro. Esta es la primera vez que decenas de miles de kilómetros de transporte por ferrocarril, carretera, vías navegables interiores, puertos, aeropuertos y otras terminales de transporte se han estudiado de una forma tan global y con una metodología común.

Violeta Bulc, Comisaria de la UE responsable de Transportes, ha señalado: «Debemos intensificar nuestros esfuerzos par a garantizar que la red principal esté plenamente operativa en 2030, de modo que facilite los flujos de transporte de pasajeros y mercancías en el conjunto de la UE. Ha llegado el momento de invertir en proyectos de la RTE-T y de maximizar los beneficios del mecanismo «Conectar Europa» y del plan de inversiones de la Comisión de 315 000 millones de euros. Después de todo, la Red Transeuropea de Transporte es esencial para una Unión en busca de más crecimiento, empleo y competitividad. A medida que Europa está saliendo lentamente de la crisis económica es necesaria una Unión conectada, sin barreras, para que nuestro mercado único prospere.»

Para cada corredor transeuropeo de transporte, que está dirigido por un coordinador europeo, un equipo de expertos externos ha emprendido un estudio exhaustivo. Han analizado  la situación actual de la infraestructura, localizado los problemas que dificultan los flujos de tráfico de viajeros y mercancías y señalado las medidas que deben realizarse de aquí a 2030. Los resultados de estos estudios pueden consultarse aquí: incluyen listas preliminares de proyectos cuyo objetivo es completar los enlaces transfronterizos  y otros pendientes, suprimir  los cuellos de botella,  interconectar los modos de transporte y reforzar la interoperabilidad, especialmente para el tráfico ferroviario.

Próximos pasos

Los resultados de estos estudios se tendrán en cuenta a la hora de decidir sobre la asignación de fondos de la UE para el período 2014-2020, en el marco del Mecanismo «Conectar Europa»  En particular, la reserva de proyectos resultante de estos estudios constituye una importante fuente para el plan europeo de inversión de 315 000 millones de euros publicado por la Comisión en noviembre de 2014. En este contexto, la Comisión también ha encargado  al Vicepresidente de la Comisión Europea, Henning Christophersen, así como a los coordinadores europeos Kurt Bodewig y Carlo Secchi la identificación de proyectos de la RTE-T concretos que sean adecuados para contribuir al nuevo plan de inversión. Han publicado un informe intermedio y presentado su enfoque a los Ministros de transporte de la UE en el Consejo de Transportes del 3 de diciembre de 2014.

En la primavera de 2015 cada coordinador europeo presentará, respecto de su respectivo corredor, un plan de trabajo del corredor al Parlamento Europeo, al Consejo y a la Comisión. Estos planes de trabajo servirán de guía para el futuro desarrollo del corredor. Se basan en los estudios publicados hoy en día y estarán sujetos a la aprobación de los Estados miembros directamente implicados.

El Grupo de Christophersen — Bodewig — Secchi presentará su informe final también en la primavera de 2015.

Contexto

La red principal conectará:

94 grandes puertos europeos mediante enlaces ferroviarios y viales.

38 aeropuertos cruciales conectados por ferrocarril con las principales ciudades.

15 000 km de líneas ferroviarias acondicionadas para la alta velocidad.

35 proyectos transfronterizos para reducir los cuellos de botella.

Esto constituirá el sistema circulatorio de la economía del mercado único, que permitirá una libre circulación verdadera de mercancías y personas en toda la Unión Europea.

Compartir

  • Twitter
  • Facebook
  • LinkedIn