Saltar al menú principal
Saltar al contenido
  • Política
  • 16/12/2012

La Comisión Europea proyecta modernizar el Derecho de sociedades y el gobierno corporativo en Europa

La Comisión Europea ha adoptado un plan de acción que resume las futuras iniciativas en los ámbitos del Derecho de sociedades y el gobierno corporativo.

 

 

El Derecho de sociedades y el gobierno corporativo en la Unión Europea deben asegurarse de que las empresas sean competitivas y sostenibles. Los análisis y las consultas efectuados por la Comisión Europea durante los dos últimos años indican claramente que se pueden introducir nuevas mejoras, fomentando y facilitando la participación de los accionistas a largo plazo, aumentando el nivel de transparencia entre las empresas y sus accionistas y simplificando las operaciones transfronterizas de las empresas europeas.

Partiendo de su reflexión y de los resultados de las consultas, la Comisión ha determinado varias líneas de acción en el ámbito del Derecho de sociedades y el gobierno corporativo que son fundamentales para establecer una legislación moderna para unas empresas sostenibles y competitivas.

Michel Barnier, comisario de Mercado Interior y Servicios, ha declarado, por su parte, lo siguiente: "Este plan de acción sobre el gobierno corporativo y el Derecho de sociedades indica el camino a seguir: los accionistas deben recibir derechos adicionales, pero también asumir plenamente sus responsabilidades para garantizar que la empresa siga siendo competitiva a largo plazo. Las empresas también deberían ser más transparente en varios aspectos. Esto contribuirá a un gobierno corporativo eficaz."

Elementos fundamentales del plan de acción

1. Aumentar el nivel de transparencia entre las empresas y sus accionistas a fin de mejorar el gobierno corporativo, lo que incluye, sobre todo, lo siguiente:

• aumentar la transparencia de las empresas en lo que respecta a la diversidad de su consejo de administración y las políticas de gestión de riesgos;
• mejorar la información sobre el gobierno corporativo;
• mejor identificación de los accionistas por los emisores;
• reforzar las normas de transparencia de los inversores institucionales sobre sus políticas de voto y compromiso.

2. Iniciativas encaminadas a fomentar y facilitar el compromiso de los accionistas a largo plazo, tales como:

• mayor transparencia sobre las políticas de remuneración y la remuneración individual de los administradores, así como derecho de voto de los accionistas sobre la política de remuneración y el informe de remuneración;
• mejor supervisión por los accionistas de las transacciones con partes vinculadas, es decir, relaciones entre la empresa y sus directivos o accionistas de control;
• creación de las normas operativa adecuadas sobre los asesores de voto (es decir, las empresas que prestan servicios a los accionistas, sobre todo el asesoramiento de voto), especialmente en lo que se refiere a la transparencia y los conflictos de intereses;
• aclaración de la noción de «actuación de concierto» para facilitar la cooperación de los accionistas en los asuntos de gobierno corporativo;
• investigar si se puede alentar el accionariado de los trabajadores.

3. Iniciativas en el ámbito del Derecho de sociedades para apoyar a las empresas europeas y estimular su crecimiento y competitividad:

• más investigación sobre una posible iniciativa sobre la transferencia transfronteriza de las sedes de las empresas;
• facilitar las fusiones transfronterizas;
• normas claras de la UE sobre las escisiones transfronterizas;
• seguimiento de la propuesta de estatuto de la empresa privada europea (IP/08/1003), con vistas a aumentar las oportunidades transfronterizas de las PYME;
• una campaña de información sobre el estatuto de la empresa europea y de la sociedad cooperativa europea;
• medidas específicas sobre grupos de empresas, es decir, reconocimiento del concepto de interés del grupo y mayor transparencia en lo relativo a la estructura del grupo.

Además, el plan de acción prevé la fusión de todas las grandes directivas sobre el Derecho de sociedades en un único instrumento, lo que hará más accesible y comprensible el Derecho de sociedades de la UE y reducirá el riesgo de futuros incoherencias.

Antecedentes

La estrategia "Europa 2020" de la Comisión (véase IP/10/225) reclama una mejora del entorno empresarial en Europa. El Derecho de sociedades y las normas de gobierno corporativo de la Unión Europea para las empresas, los inversores y los empleados deben adaptarse a las necesidades de la sociedad actual y al cambiante entorno económico. El Derecho de sociedades y el gobierno corporativo europeos deben garantizar la competitividad y la sostenibilidad de las empresas.

Mediante su Libro Verde de 2011 sobre el gobierno corporativo en la UE (IP/11/404), la Comisión inició una reflexión en profundidad para evaluar la eficacia de la normativa actual sobre el gobierno corporativo de las empresas europeas. También llevó a cabo una consulta pública en línea sobre el futuro del Derecho de sociedades europeo, que generó un gran número de respuestas de partes interesadas muy variadas (IP/12/149).

Compartir

  • Twitter
  • Facebook
  • LinkedIn