Saltar al menú principal
Saltar al contenido
  • Economía
  • 13/04/2016

La Comisión Europea propone una normativa pública sobre transparencia fiscal para las multinacionales

La Comisión Europea abre hoy el camino hacia una mayor transparencia del impuesto de sociedades mediante la introducción de obligaciones de divulgación de información para las empresas más grandes que operan en la UE

 

La propuesta de hoy se basa en el trabajo de la Comisión encaminado a combatir la elusión del impuesto de sociedades en Europa, que se estima supone para los países de la Unión Europea una pérdida de ingresos comprendida entre 50.000 y 70.000 millones de euros al año. Como complemento de otras propuestas de introducción de un intercambio de información entre autoridades fiscales, impondría a las multinacionales que operan en la UE con ingresos mundiales superiores a 750 millones de euros anuales la obligación de publicar información fundamental sobre el país o países de la UE en el que realizan sus beneficios y el país o países de la UE donde pagan sus impuestos. Las mismas normas se aplicarían a las multinacionales no europeas que operen en Europa. Por otra parte, las empresas deberían publicar una cifra agregada relativa al total de impuestos pagados fuera de la UE.

Esta propuesta constituye una forma simple y proporcionada de aumentar la imposición de las grandes multinacionales sin afectar a su competitividad. Se aplicará a millares de empresas de gran tamaño que operan en la UE, pero no afectará a las pequeñas y medianas.

La propuesta también establece exigencias de transparencia más estrictas para las actividades de las empresas en países que no aplican las normas internacionales de buena gobernanza en el ámbito de la fiscalidad. La Comisión se basará en su estrategia de imposición exterior con el fin de establecer lo antes posible la primera lista común de la UE de esos territorios fiscales.

El vicepresidente Valdis Dombrovskis, responsable del Euro y el Diálogo Social, ha declarado: «La lucha contra la elusión fiscal es una prioridad fundamental de esta Comisión. La estrecha cooperación entre las autoridades fiscales debe venir acompañada de transparencia pública. Vamos a poner a disposición de los ciudadanos información relativa a los impuestos pagados por los grupos multinacionales, sin imponer nuevas cargas a las PYME y respetando debidamente el secreto profesional. Al adoptar esta propuesta, Europa muestra su liderazgo en la lucha contra la elusión fiscal».

El comisario Jonathan Hill ha declarado: «Nuestras economías y sociedades dependen del principio de equidad fiscal, aplicable tanto a las personas físicas como las empresas. Sin embargo, sirviéndose de complejos dispositivos fiscales, actualmente algunas multinacionales pueden llegar a pagar una tercera parte menos de impuestos que las empresas que solo operan en un país. Nuestra propuesta de aumentar la transparencia contribuirá a aumentar la imposición de las empresas, y fomentará una competencia más leal entre las empresas con independencia de su tamaño».

La propuesta de hoy modificará la Directiva sobre contabilidad (Directiva 2013/34/UE) con el fin de garantizar que los grandes grupos publiquen anualmente un informe divulgando los beneficios obtenidos y los impuestos devengados y pagados en cada Estado miembro. Esta información será accesible durante un periodo de cinco años. Determinada información contextual (volumen de negocios, número de trabajadores y naturaleza de las actividades) permitirá un análisis cualificado y deberá divulgarse para cada país de la UE en el que opere la empresa, así como para los territorios fiscales que no disponen de normas fiscales de buena gobernanza (los denominados «paraísos fiscales»). También habrá que proporcionar cifras agregadas relativas a las operaciones en otros territorios fiscales del resto del mundo. La propuesta se ha calibrado detenidamente para garantizar que no se publicará información empresarial confidencial.

Tomando como base y complementando las recientes iniciativas de la Comisión contra la elusión fiscal (IP/16/159), esta obligación de publicación de información por país permitirá a los ciudadanos examinar el comportamiento fiscal de las multinacionales. Esto, a su vez, alentará a las empresas a pagar impuestos en los países en los que obtienen sus beneficios.

Esta divulgación de la información también contribuirá a los esfuerzos encaminados a conocer mejor los sistemas fiscales de los Estados miembros y a detectar las lagunas y desajustes existentes, arrojando de esta forma más luz sobre las causas y consecuencias de la elusión del impuesto de sociedades.

Antecedentes

En junio de 2015, la Comisión inició una amplia evaluación sobre el impacto de posibles medidas de introducción de la obligación de publicación de información para las multinacionales que operan en la UE[1]. Ello implicó un análisis a fondo de las diferentes opciones estratégicas, así como consultas específicas, con el fin de ponderar objetivos, beneficios, riesgos y salvaguardias en relación con una mayor transparencia del impuesto sobre la renta de sociedades. La propuesta de hoy refleja los resultados de este trabajo.

Esta propuesta está estrechamente relacionada con la revisión de la Directiva sobre cooperación administrativa, que recibió el acuerdo político de los Estados miembros de la UE en marzo de 2016 y exige a ciertas empresas multinacionales presentar información por país a las autoridades fiscales de la UE. Esta revisión aplica el Plan de acción de la OCDE contra la erosión de la base imponible y el traslado de beneficios, aprobado por los líderes del G-20 en Antalya en noviembre de 2015.

Próximas etapas

La presente propuesta de Directiva se presenta ahora al Parlamento Europeo y al Consejo de la UE, y la Comisión espera su rápida adopción mediante el procedimiento de codecisión. Una vez adoptada, la nueva Directiva deberá incorporarse a la legislación nacional de todos los Estados miembros de la UE en el plazo de un año tras su entrada en vigor.

Compartir

  • Twitter
  • Facebook
  • LinkedIn