Saltar al menú principal
Saltar al contenido
  • Política Social
  • 16/02/2018

La Comisión Europea ofrece ayuda financiera a Francia, Grecia, España y Portugal tras las catástrofes naturales

La Comisión ha propuesto hoy conceder 104 millones de euros del Fondo de Solidaridad a cuatro Estados miembros de la UE azotados por catástrofes naturales en 2017

 

Así se materializa la promesa de la Comisión Juncker de ofrecer algo más que sus condolencias cuando un Estado miembro es golpeado por una catástrofe. Los recursos del Fondo de Solidaridad de la UE pueden utilizarse para apoyar los esfuerzos de reconstrucción y cubrir en parte los costes relacionados con los servicios de urgencia, el alojamiento provisional, las operaciones de limpieza y la protección del patrimonio cultural, con el fin de aliviar la carga financiera que soportan las autoridades nacionales.

Corina Crețu, comisaria de Política Regional, ha declarado: «En Portugal, en España, y desde las isla griega de Lesbos, en el extremo este del mar Egeo, hasta las regiones ultraperiféricas francesas del Caribe, la UE no abandona a aquellos que se enfrentan a una tragedia. Una vez más, el Fondo de Solidaridad muestra el apoyo indefectible de la UE para las obras de reconstrucción tras las catástrofes naturales y para ayudar a las personas a reconstruir sus vidas».

Los 104 millones de euros se distribuyen de la siguiente manera:

50,6 millones de euros para Portugal y 3,2 millones de euros para España, tras los incendios forestales del verano y de octubre

Violentos incendios forestales arrasaron las regiones central y septentrional de Portugal, cobrándose muchas vidas y desbordando la capacidad de los servicios de extinción de incendios y de salvamento. La vecina región española de Galicia también se vio afectada.

La UE canalizó ayuda de urgencia a través de su Mecanismo de Protección Civil y su servicio por satélite Copernicus y, más tarde, aportó a estos países asistencia financiera, haciendo que se beneficiaran de la flexibilidad prevista en el marco de los programas de fondos de la UE. En agosto de 2017, se redirigieron 45 millones de euros de los fondos de la Política de Cohesión asignados al programa regional «Centro» para ayudar a los establecimientos locales afectados por los incendios y restablecer las infraestructuras públicas. Después, se modificó el programa de desarrollo rural «Continente», aumentando la cantidad destinada a la prevención de los incendios forestales en 22 millones de euros.

Asimismo, en noviembre de 2017 la UE desembolsó ya un primer pago a Portugal por valor de 1,5 millones de euros del Fondo de Solidaridad.

49 millones de euros para las regiones francesas de San Martín y Guadalupe, tras el paso de los huracanes Irma y María

Estas dos regiones ultraperiféricas europeas fueron golpeadas por huracanes devastadores en septiembre de 2017; San Martín se vio particularmente afectada. El dinero contribuirá a que estas dos regiones vuelvan a la normalidad, mientras que la Comisión, por su parte, está examinando otras maneras de proteger a estos territorios de los efectos del cambio climático, en consonancia con su nueva estrategia para las regiones ultraperiféricas.

En la actualidad, la Comisión intenta asimismo ayudar a San Martín y a la parte neerlandesa de la isla, Sint-Maarten, a recuperarse juntas con el apoyo de los fondos europeos, especialmente mediante su programa de cooperación interregional.

Los 49 millones de euros mencionados incluyen un anticipo de 5 millones de euros abonado en diciembre de 2017.

1,3 millones de euros para la isla griega de Lesbos, tras el terremoto de junio de 2017

En junio de 2017, la isla griega de Lesbos se vio sacudida por un terremoto y sus réplicas. En octubre de 2017, el país recibió ya un primer desembolso de ayuda por valor de casi 136 000 euros.

Antecedentes

Cuando un Estado miembro se ve golpeado por una catástrofe natural, la UE lo socorre, en primer lugar, mediante sus instrumentos de respuesta urgente —y tiene intención de intensificar su asistencia con una propuesta para crear un nuevo sistema europeo para luchar contra las catástrofes naturales, rescEU— y, a continuación, con ayuda financiera para la reconstrucción a más largo plazo.

Esta propuesta de la Comisión sobre la asistencia del Fondo de Solidaridad de la UE debe ser aprobada por el Parlamento Europeo y por el Consejo. La financiación llegará a los Estados miembros poco después.

 

Fuente: Comisión Europea

Compartir

  • Twitter
  • Facebook
  • LinkedIn