Saltar al menú principal
Saltar al contenido
  • Política Social
  • 06/02/2015

La Comisión Europea expone su posición para erradicar la pobreza

La Comisión Europea ha presentado hoy sus puntos de vista sobre los esfuerzos mundiales necesarios para erradicar la pobreza e impulsar el desarrollo sostenible. La Comunicación sobre una «Asociación mundial para erradicar la pobreza e impulsar el desarrollo sostenible después de 2015» ha sido elaborada conjuntamente por Federica Mogherini, Alta Representante y vicepresidenta, Neven Mimica, comisario de Cooperación Internacional y Desarrollo, y Karmenu Vella, comisario de Medio Ambiente, Asuntos Marítimos y Pesca

 

La Comunicación se ha acordado con el vicepresidente primero, Frans Timmermans, que tiene la responsabilidad horizontal en materia de desarrollo sostenible. Además de presentar propuestas sobre el modo en que la comunidad internacional debe organizar su actuación para alcanzar los objetivos en materia de desarrollo sostenible, también indica cómo la UE y sus Estados miembros podrían contribuir a los esfuerzos internacionales.

2015 es un año clave para el desarrollo sostenible a escala mundial. Mediante la adopción del programa para el desarrollo para después de 2015, que sucederá a los Objetivos de Desarrollo del Milenio, la comunidad internacional debe responder a los desafíos con que se enfrenta el mundo hoy en día, a saber: erradicar la pobreza, alcanzar un desarrollo integrador y sostenible para las generaciones presentes y futuras y garantizar la promoción y la protección de todos los derechos humanos y los valores fundamentales como fundaciones de unas sociedades pacíficas y prósperas.

Jean-Claude Juncker, presidente de la Comisión Europea, ha declarado: «2015 será un año crucial para la comunidad mundial. Erradicar la pobreza y poner al mundo en la senda del desarrollo sostenible son retos comunes. Cumplir estos objetivos también redunda en nuestro interés común. La Unión Europea seguirá dialogando con sus socios de forma constructiva durante las próximas negociaciones y está dispuesta a desempeñar plenamente su papel en la ejecución de este programa».

Principios fundamentales de la asociación mundial

Este marco debe ser universal y aplicarse a todos, sobre la base de una asociación entre todos los países, así como con la sociedad civil y el sector privado. Todos los países deben contribuir en su justa medida a la consecución de los objetivos mundiales y deben rendir cuentas al respecto a sus ciudadanos y a la comunidad internacional. Un compromiso político al más alto nivel será esencial y los países en todas las fases del desarrollo deben comprometerse a aplicar el programa para después de 2015 y asumir esta responsabilidad.

La asociación debe basarse en valores universales como los derechos humanos, la buena gobernanza y el Estado de Derecho, el apoyo a las instituciones democráticas, la inclusión, la no discriminación y la igualdad de género. La Comunicación expone los elementos fundamentales que deberán formar parte de la asociación mundial, tales como un entorno político propicio, el desarrollo de capacidades, la movilización y el uso eficaz de las finanzas públicas nacionales e internacionales, el mejor empleo del comercio y la tecnología, el aprovechamiento de los efectos positivos de la migración y la utilización eficaz del sector privado y de los recursos naturales. También hace hincapié en la necesidad de un marco sólido de control, rendición de cuentas y examen a todos los niveles.

La Comunicación confirma el apoyo de la Comisión a la petición del Secretario General de las Naciones Unidas de que todos los países desarrollados cumplan el objetivo de las Naciones Unidas de destinar el 0,7 % de la RNB a la AOD y de que los países de renta media y de economía emergente aumenten su contribución a la financiación pública internacional y se fijen objetivos y plazos concretos.

Medidas para el futuro

La Comunicación informará de las posiciones de la UE de cara a la Tercera Conferencia sobre la Financiación para el Desarrollo, que se celebrará en Adís Abeba en julio de 2015 y a la Cumbre de las Naciones Unidas para después de 2015, que se celebrará en Nueva York en septiembre del mismo año. El acuerdo sobre el programa para después de 2015 tendrá importantes consecuencias en las negociaciones en el marco de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático.

Compartir

  • Twitter
  • Facebook
  • LinkedIn