Saltar al menú principal
Saltar al contenido
  • Educación
  • 06/09/2012

La alfabetización en la UE debe mejorar según la Comisión

Uno de cada cinco niños de 15 años carece de destrezas básicas para leer y escribir en la UE

 

 

La Unión Europea debe revisar su enfoque sobre cómo mejorar los niveles de alfabetización, según el grupo de expertos de alto nivel creado por la Comisaria Europea Androulla Vassiliou Europea para abordar el problema. Uno de cada cinco jóvenes de 15 años, así como casi 75 millones de adultos, carecen de destrezas básicas de lectura y escritura, lo que les supone grandes dificultades para conseguir un trabajo y aumenta el riesgo de que caigan en la pobreza y la exclusión social. S.A.R. la Princesa Laurentien de los Países Bajos, que preside el grupo de expertos y tiene una experiencia de muchos años de actividad en este campo, describe el informe como una «llamada de atención sobre una crisis que afecta a todos los países europeos». El informe incluye en sus ochenta páginas toda una serie de recomendaciones que van desde consejos a los padres sobre cómo inculcar en sus hijos el hábito de leer por placer a la sugerencia de situar las bibliotecas en sitios poco convencionales, como centros comerciales, y la necesidad de convencer a más hombres de que se dediquen a la enseñanza y así proporcionar a los chicos, que leen mucho menos que las chicas, una figura con la que puedan identificarse. También se hacen recomendaciones por edades, que incluyen un llamamiento en favor de una atención y educación de la primera infancia gratuitas y de alta calidad, más profesores especializados en lectura en las escuelas primarias, un cambio de mentalidad en relación con la dislexia, ya que, según el informe, prácticamente todos los niños pueden aprender a leer si se les apoya adecuadamente, y oportunidades más variadas de aprendizaje para los adultos, especialmente en el lugar de trabajo.

Androulla Vassiliou, Comisaria Europea de Educación, Cultura, Multilingüismo y Juventud, ha declarado: Estamos viviendo una paradoja: por un lado, la lectura y la escritura son más importantes y más pertinentes que nunca en el contexto de este nuestro mundo digitalizado y, por el otro, nuestras destrezas de lectura y escritura no están a la altura. Hay una necesidad urgente de invertir esta tendencia tan alarmante. Las inversiones para mejorar la alfabetización de los ciudadanos de todas las edades son rentables desde un punto de vista económico, ya que producen beneficios tangibles, que pueden elevarse a miles de millones de euros a largo plazo, tanto en beneficio de cada persona individual como de la sociedad en su conjunto.

La Princesa Laurentien añadió: Saber leer y escribir es mucho más que dominar una técnica o poseer una destreza. La alfabetización influye directamente en la autoestima de las personas y en su capacidad de desempeñar una función y realizarse en la sociedad, como particulares, ciudadanos activos, trabajadores o padres. Necesitamos estrategias nacionales claras y coordinadas, así como una sensibilización mucho mayor en toda Europa, no solo en el mundo de la política y la educación, sino también en hospitales, lugares de trabajo y, especialmente, en las familias. Es hora de que Europa haga gala de más ambición y garantice la alfabetización para todos.
El informe se hizo público en una conferencia celebrada en Nicosia bajo los auspicios de la presidencia chipriota de la UE y en él figuran ejemplos de proyectos de alfabetización realizados con éxito en países europeos, así como ejemplos destacados de personas que han superado el tabú del analfabetismo y han cambiado radicalmente sus vidas. También se intenta con este informe disipar algunas de las ideas preconcebidas más corrientes sobre la alfabetización (véase el anexo 1).

Los Ministros de Educación de la UE se han fijado como objetivo común reducir para 2020 al 15 % la proporción de jóvenes de 15 años con problemas de lectura, cifra que en la actualidad se eleva al 20 %. En el informe del grupo de alto nivel se destaca una diferencia significativa entre los sexos, con un 13,3 % de chicas con bajo rendimiento, frente al 26,6 % de los chicos. Los países en que esta diferencia es menor son los Países Bajos, Dinamarca y Bélgica; por el contrario, las mayores diferencias se dan en Malta, Bulgaria y Lituania (datos de 2009). En el anexo 2 se indica el porcentaje global de personas con un bajo rendimiento en lectura en los Estados miembros y en el anexo 3 se ofrece una visión general de las diferencias entre hombres y mujeres.

Contexto: por qué la alfabetización es un asunto serio

En el informe se destaca que una buena capacidad de leer y escribir son esenciales para mejorar la vida de las personas y para fomentar el conocimiento, la innovación y el crecimiento. Los cambios generales que se producen en la naturaleza de los trabajos, la economía y la sociedad significan que la alfabetización es hoy más importante que nunca en el mundo actual y que, por lo tanto, Europa debería aspirar a un 100 % de alfabetización funcional para todos sus ciudadanos.

En el informe se afirma que la alfabetización es un asunto serio por lo siguiente:

• El mercado de trabajo exige destrezas de lectura y escritura cada vez más elevadas (se estima que, en 2020, un 35 % del total de puestos de trabajo requerirá cualificaciones de alto nivel, mientras que en la actualidad esta cifra es del 29 %).
• En el mundo digital, la alfabetización es, en mayor medida, un requisito del que depende la participación social y ciudadana.
• La población va envejeciendo, por lo que es necesario poner al día sus destrezas de lectura y escritura, incluidas las digitales.
• La pobreza y el bajo nivel de alfabetización se alimentan mutuamente y forman un círculo vicioso.
• La creciente movilidad y la migración hacen que la alfabetización adquiera un cariz cada vez más multilingüe, en el que se combinan una plétora de trasfondos culturales y lingüísticos.

En el informe figuran recomendaciones para cada uno de los grupos de edad.

En el caso de los niños de corta edad, es esencial que los Estados miembros apliquen programas de alfabetización para mejorar las destrezas de lectura y escritura de padres e hijos. Estos programas son muy rentables. Una de las mejores inversiones que los países pueden hacer en el futuro capital humano de Europa es invertir en atención y educación de la primera infancia (AEPI) de alta calidad. Los niños que han disfrutado de AEPI tienen un mejor rendimiento en lectura y escritura y obtienen mejores resultados en la escuela. Según los estudios realizados, si Europa consigue alcanzar el objetivo de destrezas básicas de lectura y escritura, matemáticas y ciencias que se ha fijado para 2020 (la meta está en el 85 % de los jóvenes de 15 años), el resultado sería un aumento del PIB de 21 billones de euros a lo largo del período de vida de los niños nacidos en 2010.

Las escuelas primarias tienen que contratar más profesores especializados en lectura y los alumnos con bajo rendimiento deberían recibir apoyo individualizado cuando sea necesario. Las bibliotecas escolares deberían tener material de lectura atractivo y que suponga un reto para todos los grupos de edades; asimismo habría que fomentar, en el colegio y en casa, el uso de herramientas TIC y la lectura digital.

Los adolescentes necesitan un material de lectura más variado, empezando por los comics y pasando por colecciones de textos literarios y los libros electrónicos, con el fin de motivar a todos los lectores y, especialmente, a los chicos. Debería fomentarse la cooperación entre las escuelas y las empresas para establecer una conexión entre el aprendizaje de la lectura y la escritura y situaciones de la vida real. Es necesario romper el tabú existente en relación con los problemas de alfabetización de los adultos. Las ONG, los medios de comunicación, los empleadores, las organizaciones sociales y las personalidades de la vida pública tienen todos ellos un papel que desempeñar en mejorar la cobertura comunicativa sobre la alfabetización de los adultos y sus soluciones.

Aprendizaje de idiomas: En el informe se señala que la alfabetización está adquiriendo cada vez más una dimensión multilingüe y relacionada con las migraciones debido al aumento de la movilidad en Europa. En 2009, el 10 % de los jóvenes de 15 años de la UE habían nacido en otro país o eran hijos de parejas en que el padre y la madre habían nacido en el extranjero; frente al 7 % del año 2000. En algunos países, como Italia o en España, el porcentaje de niños inmigrantes se multiplicó por cinco entre 2000 y 2010. El aprendizaje de idiomas es, por lo tanto, más importante, no sólo como herramienta de comunicación, sino como una vía de comprensión mutua. Aunque una alfabetización deficiente no es en sí misma un problema relacionado con la migración (la inmensa mayoría de niños y adultos con problemas de alfabetización viven en el país en el que nacieron), en el informe se afirma que es necesario proporcionar un apoyo más adaptado a la persona y basado en la comprensión de las necesidades individuales de idioma y alfabetización.

Próximos pasos

La Comisaria Vassiliou discutirá los resultados del informe con los Ministros de Educación en su reunión informal en Chipre los días 4 y 5 de octubre. Estos debates constituirán la base para las conclusiones del Consejo sobre alfabetización, en las que los países de la UE establecerán las prioridades que hayan acordado, tanto para sí mismos como para la Comisión, con el fin de abordar los problemas de alfabetización de manera más eficaz.

Compartir

  • Twitter
  • Facebook
  • LinkedIn