Saltar al menú principal
Saltar al contenido
  • I+D+I
  • 06/06/2013

Investigadores de Granada buscan en el Océano microorganismos para la obtención de nuevos fármacos

La Fundación MEDINA de Granada colabora en el proyecto PHARMASEA, financiado por la Comisión Europea

 

El grupo de investigadores de la Fundación MEDINA participa en un proyecto enfocado en la identificación de la posible actividad biológica de muestras procedentes de ecosistemas marinos extremos.  Esta es una parte fundamental del proyecto PHARMASEA cuyo objetivo último es desarrollar nuevos fármacos a partir de microorganismos de origen marino.

Este proyecto, liderado por la Universidad de Aberdeen (Escocia) e integrado por científicos de 24 instituciones pertenecientes a 14 países, 8 de ellos europeos, está financiado por la Dirección General de Innovación e Investigación de la Comisión Europea y se puso en marcha en octubre de 2012. El proyecto PHARMASEA se centra en la búsqueda de muestras en ecosistemas extremos, prácticamente vírgenes, como fosas marinas, aguas polares y fumarolas. Estas zonas, todavía sin explotar, podrían representar una fuente inagotable de recursos para el tratamiento de diversas enfermedades e infecciones bacterianas.

El papel de la Fundación MEDINA consiste en generar una colección de microorganismos marinos procedentes de estos hábitats que posteriormente se fermentarán para obtener una colección de extractos que se someterá a pruebas de actividad antimicrobiana frente a patógenos humanos. La Fundación determinará las moléculas responsables de esta actividad y seleccionará los mejores candidatos que someterá a ensayos de seguridad farmacológica para determinar que los futuros medicamentos no provoquen ningún riesgo para la salud humana.

Según Fernando Reyes, Jefe del Área de Química en la Fundación “Al tomar las muestras en territorios inexplorados podrían realizarse grandes hallazgos para el sector farmacéutico, ya que existe una mayor probabilidad de encontrar moléculas con estructuras químicas novedosas no exploradas hasta la fecha en microorganismos que habitan en zonas hostiles y sobreviven en condiciones extremas”.

Compartir

  • Twitter
  • Facebook
  • LinkedIn