Saltar al menú principal
Saltar al contenido
  • Medio Ambiente y Energía
  • 15/05/2019

Iniciativa Ciudadana Europea: La Comisión registra la iniciativa «¡Salvar a las abejas!»

La Comisión Europea ha decidido hoy registrar una iniciativa ciudadana europea titulada «¡Salvar a las abejas! Protección de la biodiversidad y mejora de los hábitats de los insectos en Europa»

                                                                                                                                  Europarl

La Comisión Europea ha decidido hoy registrar una iniciativa ciudadana europea titulada «¡Salvar a las abejas! Protección de la biodiversidad y mejora de los hábitats de los insectos en Europa».Los organizadores solicitan a la Comisión que «adopte legislación para mantener y mejorar los hábitats de los insectos como indicadores de un entorno intacto».

La iniciativa ciudadana se centra en la creación de objetivos obligatorios «para convertir la promoción de la biodiversidad en un objetivo general de la política agrícola común; reducir drásticamente el uso de plaguicidas, prohibir los plaguicidas nocivos sin excepción y reformar los criterios de admisibilidad; fomentar la diversidad estructural en los paisajes agrícolas; reducir eficazmente los nutrientes (por ejemplo, Natura 2000); establecer de forma efectiva zonas de conservación; intensificar la investigación y el control y mejorar la educación».

Con arreglo a los Tratados, la UE puede emprender acciones legales en ámbitos como el mercado interior, la política agrícola así como la protección de la salud pública y la calidad del medio ambiente. Por consiguiente, la Comisión considera que la iniciativa es jurídicamente admisible y ha decidido registrarla. La Comisión no ha analizado en esta fase el fondo de la iniciativa.

El registro de esta iniciativa tendrá lugar el 27 de mayo de 2019, con lo que dará comienzo un proceso de recogida de firmas de apoyo por parte de sus organizadores que durará un año. En caso de que la iniciativa reciba un millón de declaraciones de apoyo en el plazo de un año, procedentes de al menos siete Estados miembros diferentes, la Comisión deberá pronunciarse en un plazo de tres meses. La Comisión podrá decidir dar curso o no a la solicitud, pero en ambos casos deberá justificar su decisión.

Contexto

El Tratado de Lisboa introdujo la Iniciativa Ciudadana Europea como una herramienta a disposición de los ciudadanos para definir la agenda política a partir de abril de 2012, momento en el que entró en vigor el Reglamento sobre la iniciativa ciudadana por el que se aplican disposiciones de los Tratados. En 2017, como parte del Discurso del Presidente Juncker sobre el estado de la Unión, la Comisión Europea presentó una serie de propuestas de reforma de la Iniciativa Ciudadana Europea para facilitar aún más su utilización.

En diciembre de 2018, el Parlamento Europeo y el Consejo aprobaron esa reforma. Las normas revisadas empezarán a aplicarse a partir del 1 de enero de 2020. Entre tanto, se ha simplificado el proceso y existe una plataforma colaborativa para ayudar a los organizadores. Todo esto ha contribuido a que haya un 14 % más de iniciativas registradas (treinta y cuatro durante esta Comisión, frente a veintinueve durante la anterior) y un 80 % menos de iniciativas rechazadas (tan solo cuatro no registradas durante esta Comisión, frente a veinte durante la anterior).

Una vez registrada oficialmente, la Iniciativa Ciudadana Europea permite a un millón de ciudadanos de al menos una cuarta parte de los Estados miembros de la UE pedir a la Comisión Europea que presente propuestas legislativas en ámbitos en los que tenga competencias para hacerlo.

Los requisitos de admisibilidad son que la medida propuesta no esté manifiestamente fuera del ámbito de competencias de la Comisión para presentar una propuesta de acto jurídico, que no sea claramente abusiva, frívola o temeraria y que no sea manifiestamente contraria a los valores de la Unión

Compartir

  • Twitter
  • Facebook
  • LinkedIn