Saltar al menú principal
Saltar al contenido
  • Política
  • 04/07/2019

Informe del presidente Donald Tusk al Parlamento Europeo sobre las últimas reuniones del Consejo Europeo

Discurso del presidente Donald Tusk al Parlamento Europeo sobre las últimas reuniones del Consejo Europeo

 

En primer lugar, deseo felicitar a los diputados de esta Cámara y al nuevo presidente en su elección. Les ofrezco mis mejores deseos y espero una cooperación cordial entre nuestras instituciones. Para algunos, el Parlamento representa la auténtica democracia europea, pues sus diputados son directamente elegidos, mientras que para otros lo es más bien el Consejo Europeo, debido a la fuerte legitimidad democrática de sus dirigentes. En realidad, tales distingos tienen poco sentido, ya que ambas instituciones son democráticas. En último extremo, debemos respetarnos unos a otros, ya que solo entonces podremos generar confianza y cambiar Europa a mejor. Esa es la razón por la que, antes de que el Consejo Europeo propusiera los nuevos altos cargos de la Unión, me reuní con representantes de su digna Institución en múltiples ocasiones. No obre de ese modo únicamente por respeto hacia ustedes, sino, sobre todo, para dejar claro que las decisiones tienen un verdadero componente común. Hemos conseguido tomar estas decisiones en forma oportuna y, de hecho, con mucha mayor celeridad que hace cinco años. Creo que hemos elegido bien. Por primera vez en nuestra historia, el Consejo Europeo ha propuesto a dos mujeres y a dos hombres para dirigir las principales instituciones de la UE. Estoy contento y orgulloso de haber alcanzado un equilibrio perfecto entre hombres y mujeres en el nombramiento de los altos cargos de nuestras Instituciones. Se trata de un cambio positivo. Europa no solo habla sobre las mujeres, sino que elige a las mujeres. Espero que esta elección sirva de inspiración para muchas niñas y mujeres en la defensa de sus creencias y pasiones. Y también que sirva de inspiración al Parlamento Europeo al tomar sus decisiones.

Durante el proceso de nombramientos, me mantuve en estrecho contacto con los dirigentes de los Verdes, especialmente con Ska Keller y Philippe Lamberts. Confío plenamente en que la cooperación con los Verdes y su presencia en los órganos decisorios de la UE sea benéfica no solo para la coalición gobernante, sino para Europa en su conjunto. Por tanto, haré un llamamiento a todos mis interlocutores para que involucren a los Verdes en los nombramientos, a pesar de que todavía no haya ningún jefe de Estado de este partido en el Consejo Europeo. Espero que la recién nombrada Ursula von der Leyen también escuche mi llamamiento; de hecho, me ocuparé de transmitirle directamente este mensaje en el curso del día. Como saben, en muchos países el verde simboliza la esperanza y la libertad. Yo tengo depositada mucha fe en este símbolo.

Y hablando de las diferentes sensibilidades en Europa, quisiera mencionar también la unidad y el equilibrio geográfico en el continente. Como saben, he luchado personalmente para mantener la unidad europea en los últimos años, ya sea mostrando nuestra solidaridad con Ucrania, en la asistencia a Grecia, en la crisis migratoria o en las negociaciones del Brexit. A veces hemos tenido más fortuna, otras menos, pero al final hemos conseguido permanecer siempre juntos. Ello es así porque nuestros dirigentes comprenden el verdadero poder de la unidad. Es evidente que solo cuando permanecemos unidos podemos servir de contrapeso a los actores mundiales más poderosos. En nuestra última cumbre también hemos sido capaces de llegar a acuerdos. Nos llevó tres días conseguirlo, ya que quería asegurarme de que la voz de todos los Estados miembros, grandes o pequeños, de cualquier rincón de Europa, se tuviera en cuenta al tratarse de los futuros altos cargos de la Unión. Por supuesto, todavía hay margen de mejora por lo que se refiere a la presencia de representantes de la Europa oriental en la arquitectura general de las posiciones europeas. A este respecto, algunos primeros ministros de la familia socialista han contraído compromisos respecto a los equilibrios geográficos en esta Cámara.

El Consejo Europeo también abordó otros temas, pero, puesto que conocen nuestras conclusiones, no voy a robarles más tiempo. Gracias y, de nuevo, buena suerte.

 

Fuente: Consejo Europeo

Compartir

  • Twitter
  • Facebook
  • LinkedIn