Saltar al menú principal
Saltar al contenido
  • Medio Ambiente y Energía
  • 20/03/2015

Herramientas punteras para evaluar mejor la biodiversidad marina

Investigadores financiados con fondos de la Unión Europea contribuyen a que científicos y administraciones evalúen el estado de la biodiversidad en las masas de agua de Europa

 

Un proyecto financiado con fondos europeos ha generado herramientas de gestión y vigilancia de última generación para lograr evaluaciones mejores del estado de la biodiversidad en los mares de Europa. Estas herramientas contribuirán a que las administraciones logren el «buen estado medioambiental» (GES) de los mares para 2020, un requisito jurídico de la Directiva marco sobre la estrategia marina (DMEM) de la UE.

El proyecto DEVOTES, de cuatro años de duración y puesto en marcha en noviembre de 2012, abarcó cuatro regiones marinas europeas y realizó ocho estudios de casos prácticos. Los investigadores del proyecto explicaron en una reunión en Granada (España) de la ASLO (Asociación para las Ciencias de la Limnología y la Oceanografía) la importancia de evaluar los ecosistemas marinos con un mayor grado de integración.

En esta reunión, celebrada del 22 al 27 de febrero de 2015, Ángel Borja, Ben Halpern y Philippe Archambault, miembros del proyecto, expusieron sus ideas sobre la capacidad del software nuevo para investigar la salud de los ecosistemas marinos en distintos hábitats y medir el cambio y la evolución con el paso del tiempo.

El año pasado se colocó una pieza fundamental en el rompecabezas que supone este problema. La herramienta «DEVOTool» se ha diseñado para que las partes interesadas tengan la capacidad de buscar, indagar y analizar los metadatos registrados por los socios del proyecto. Las descargas del programa un día después de su publicación alcanzaron la centena y las visitas a la página se contabilizan entre cincuenta y cien mensuales.

El proyecto también publicó una base de datos con 844 entradas sobre 210 especies y 19 grupos clasificados en función de los hábitats principales en el Mar Báltico, el Atlántico Nororiental, el Mediterráneo, el Mar Negro (regiones de la UE) y el Mar de Noruega (mar no perteneciente a la UE). En ella se informa sobre el tipo de especie, su importancia, su tamaño, abundancia y distribución, su hábitat y su región.

En el proyecto también se formó a investigadores de doctorado especializados en la DMEM. Esta nueva directiva supone todo un reto para gestores y científicos dedicados al mar y su puesta en práctica precisará de personal bien formado. Varios cursos de máster y escuelas de verano contarán con ponencias de los miembros de DEVOTES.

En junio de 2015, por ejemplo, el proyecto DEVOTES celebrará una escuela de verano en San Sebastián (España) dedicada a desentrañar los factores ecosistémicos marinos que influyen en la salud de los océanos. El curso tratará sobre las interacciones complejas que se producen entre las presiones humanas y las respuestas de los ecosistemas, las interacciones entre varios componentes de los ecosistemas, las referencias cambiantes utilizadas para evaluar el estado medioambiental, y la necesidad de tratar tanto aspectos socioeconómicos como medioambientales.

En DEVOTES se seguirá trabajando para aumentar la cantidad de recursos integrados disponibles y lograr que su herramienta informática sea de mayor utilidad para científicos y políticos. Por ejemplo, los socios del proyecto estudian formas nuevas de integrar bases de datos adicionales en DEVOTool y en lograr que la función de búsqueda sea más sencilla y responda en mayor grado a las necesidades científicas.

El proyecto llegará a su fin en octubre de 2016 y se espera que para entonces se haya creado una aplicación integrada útil para distintos usuarios. Esta contribuirá a que científicos y políticos identifiquen las amenazas a las que se enfrenta la biodiversidad marina y se ponga en práctica la DMEM.

 

Fuente: CORDIS

Compartir

  • Twitter
  • Facebook
  • LinkedIn