Saltar al menú principal
Saltar al contenido
  • Política
  • 11/11/2020

Gran paso para la recuperación: la UE pacta su presupuesto

Los países de la Unión Europea y el Parlamento Europeo han dado un paso fundamental para poner en marcha su billonario plan de recuperación económica al alcanzar un acuerdo sobre su marco financiero para 2021-2027

 

Tras diez semanas de intensas negociaciones, el equipo negociador del PE alcanzó un esbozo de acuerdo con la presidencia alemana del Consejo sobre el próximo Marco Financiero Plurianual (2021-2027) y los recursos propios. El compromiso debe todavía ser confirmado por ambas instituciones.

La Cámara logró 16.000 millones de euros por encima del paquete acordado por los jefes de Estado y de Gobierno en la cumbre de julio. De esa cantidad, 15.000 millones se dedicarán a reforzar programas esenciales para proteger a los ciudadanos de la pandemia de COVID-19, ofrecer nuevas oportunidades a las generaciones más jóvenes y garantizar los valores europeos. Quedarán otros 1.000 millones para permitir afrontar futuros imprevistos y crisis.

La primera prioridad del Parlamento era asegurarse un aumento de los programas clave, que bajo el acuerdo del Consejo Europeo de julio 2020, corrían el riesgo de no contar con suficientes fondos, lo que habría dificultado el cumplimiento de compromisos como el Pacto Verde y la Agenda Digital.

Los fondos adicionales provendrán fundamentalmente de multas en el ámbito de la competencia (que las compañías pagan cuando no respetan la legislación comunitaria), en línea con la ya tradicional demanda del PE de que el dinero generado por la UE vaya a las arcas comunitarias.

Gracias a este compromiso, en términos reales, el Parlamento logra triplicar la asignación para el programa UE para la Salud, asegura el equivalente de un ejercicio adicional para Erasmus+ y garantiza que los fondos para investigación (programa Horizon) continúan creciendo.

Algunos de los principales elementos del compromiso alcanzado hoy son los siguientes:

- Más del 50 % del importe apoyará la modernización mediante políticas que contemplen la investigación y la innovación, a través de Horizonte Europa; transiciones climática y digital justas, a través del Fondo de Transición Justa y el programa digital; preparación, recuperación y resiliencia, a través del Fondo de Recuperación y Resiliencia, rescEU y un nuevo programa de salud, EU4Health.

- Las políticas tradicionales, tales como la política de cohesión y la política agrícola común, también seguirán recibiendo un considerable apoyo financiero, el cual resulta muy necesario para garantizar la estabilidad en tiempos de crisis y su modernización, que debería contribuir a la recuperación y a las transiciones ecológica y digital.

- El 30 % de los fondos de la UE se destinará a la lucha contra el cambio climático, el mayor porcentaje del mayor presupuesto europeo de la historia. El paquete también presta especial atención a la protección de la biodiversidad biológica y a la igualdad de género.

- El presupuesto contará con mecanismos de flexibilidad reforzados para garantizar su capacidad para hacer frente a necesidades imprevistas. De esta manera, se trata de un presupuesto preparado no solo para las realidades actuales, sino también para las incertidumbres del futuro.

- Según lo propuesto en mayo de 2020 y acordado por los dirigentes de la UE el 21 de julio de 2020, la UE tomará préstamos en los mercados a un coste más favorable que muchos Estados miembros y redistribuirá los importes a fin de financiar la recuperación.

- Una hoja de ruta clara hacia nuevos recursos propios para ayudar a reembolsar los préstamos. La Comisión se ha comprometido a presentar propuestas sobre un mecanismo de ajuste en frontera de las emisiones de carbono y sobre una tasa digital para junio de 2021, con vistas a su introducción a más tardar el 1 de enero de 2023. La Comisión también revisará el régimen de comercio de derechos de emisión de la UE en la primavera de 2021, incluida su posible ampliación al transporte aéreo y marítimo. Propondrá un recurso propio basado en el régimen de comercio de derechos de emisión a más tardar en junio de 2021. Además, propondrá nuevos recursos propios adicionales, que podrán incluir un impuesto sobre las transacciones financieras y una contribución financiera vinculada al sector empresarial, o una nueva base imponible común del impuesto sobre sociedades. La Comisión se esforzará por presentar una propuesta a más tardar en junio de 2024.

- En cuanto a la protección del presupuesto de la UE, la UE dispondrá ahora, por primera vez, de un mecanismo específico para proteger su presupuesto contra las violaciones del Estado de Derecho, tal como se acordó el 5 de noviembre. Al mismo tiempo, los beneficiarios finales de la financiación de la UE en el Estado miembro en cuestión no se verán afectados negativamente por este mecanismo.

Próximas etapas

El Reglamento MFP y el Acuerdo Interinstitucional aprobados hoy deben ahora ser adoptados formalmente por el Parlamento Europeo y el Consejo, con arreglo a sus cometidos y procedimientos respectivos.

Paralelamente, deben proseguir los trabajos con miras a la adopción definitiva de todos los demás elementos del paquete, incluida la legislación sectorial y la Decisión sobre los recursos propios.
En el caso de la Decisión sobre los recursos propios, que permitiría a la Comisión obtener préstamos, también es necesaria la ratificación por todos los Estados miembros de conformidad con sus requisitos constitucionales. El Parlamento Europeo ya emitió un dictamen favorable sobre este acto legislativo en el pleno de septiembre. La adopción por el Consejo es el paso siguiente.
Paralelamente, se celebrarán negociaciones sobre el presupuesto anual para 2021. El período de conciliación de 21 días, durante el cual el Parlamento Europeo y el Consejo deben llegar a un acuerdo, se extiende entre el 17 de noviembre y el 7 de diciembre.

La Comisión mantiene su pleno compromiso de acompañar el proceso.

Contexto

La Comisión presentó su propuesta de próximo presupuesto a largo plazo de la UE el 2 de mayo de 2018. La propuesta marco fue seguida inmediatamente de propuestas legislativas sobre los 37 programas sectoriales (por ejemplo, cohesión, agricultura, Erasmus, Horizonte Europa, etc.). Entre 2018 y principios de 2020, la Comisión trabajó codo con codo con las residencias rotatorias del Consejo y, en estrecha colaboración con el Parlamento Europeo, para impulsar las negociaciones.

El 27 de mayo de 2020, en respuesta a la crisis sin precedentes causada por el coronavirus, la Comisión Europea propuso el instrumento temporal de recuperación NextGenerationEU, por valor de 750 000 millones de euros, y refuerzos específicos del presupuesto a largo plazo de la UE para 2021-2027.

El 21 de julio de 2020, los jefes de Estado o de Gobierno de la UE alcanzaron un acuerdo histórico sobre el paquete. Desde entonces, el Parlamento Europeo y el Consejo, con la participación de la Comisión Europea, han mantenido once diálogos políticos trilaterales sobre el acuerdo con el objetivo de afinar sus parámetros finales.

Compartir

  • Twitter
  • Facebook
  • LinkedIn