Saltar al menú principal
Saltar al contenido
  • Educación
  • 15/09/2017

Erasmus+: el PE quiere garantías sobre la financiación a largo plazo

El Parlamento quiere explotar todo el potencial del programa Erasmus+ y plantea elevar su dotación presupuestaria y utilizar dinero de fondos regionales y sociales

 

- Aumentar el presupuesto del programa Erasmus+ post 2020.

- Reasignar dinero de otros fondos europeos.

- Énfasis en la formación continua, la movilidad de los aprendices y la educación informal.

El Parlamento quiere explotar todo el potencial del programa Erasmus+ y plantea elevar su dotación presupuestaria y utilizar dinero de fondos regionales y sociales.

En una resolución aprobada a mano alzada, el pleno propone reforzar el programa a partir de 2020 para alcanzar a más colectivos. Reclama, en primer lugar, el aumento de su presupuesto y también una gestión estratégica del mismo. 

Durante el debate, los eurodiputados advirtieron del riesgo de que algunos proyectos de gran calidad sean rechazados debido a la falta de dinero del programa Erasmus. Y se mostraron contrarios a desviar fondos de Erasmus a otras iniciativas, como el Cuerpo Europeo de Solidaridad.

La resolución parlamentaria recomienda:
 
- Los Estados miembros deben esforzarse para facilitar el reconocimiento de los créditos ECTS obtenidos durante estancias Erasmus.

- El programa debe centrarse en la formación continua, incluida la educación formal e informal.

- El programa para formación profesional debe modernizarse y adaptarse a la era digital, las opciones de movilidad para los aprendices y estudiantes de formación profesional deben mejorar.

El Parlamento se declaró partidario de alcanzar un acuerdo post-brexit para permitir que el Reino Unido siga participando en los intercambios de estudiantes y profesores.

“”Nuestro objetivo debe ser que en el medio plazo todos los jóvenes de menos de 27 años puedan participar en el programa al menos una vez”, señaló Petra Kammerevert (S&D, Alemania), presidenta de la comisión parlamentaria de Cultura.

 

Fuente: Europarl

Compartir

  • Twitter
  • Facebook
  • LinkedIn