Saltar al menú principal
Saltar al contenido
  • Educación
  • 22/04/2010

EPSO lanza con éxito su nuevo procedimiento de selección de euro funcionarios

El pasado 6 de abril, comenzaron las pruebas de selección de personal de EPSO, la Oficina Europea de Selección de Personal. Más de 51.000 candidatos se perfilan para ser funcionarios de la Unión Europea.

15/03/2010

La selección y el trabajo de los funcionarios europeos

EPSO acaba de lanzar las nuevas pruebas de selección de personal según los nuevos criterios aprobados para agilizar, reducir y evaluar a los candidatos con mayor eficacia.

Estas primeras pruebas con el nuevo método, comenzaron el pasado 6 de abril, y continuarán hasta el próximo 21 de mayo. Se realizarán en centros de dentro de la Unión, y por primera vez, también en centros fuera de la Unión Europea, ya que 389 personas de Nueva York, 137 en china, y 55 en Australia, se presentan a las pruebas.

En esta convocatoria, la edad media de los candidatos se sitúa en 32,6 años, y son más las mujeres que los hombres los que deciden presentarse (53, 5 y 46,5 por ciento respectivamente). La mayoría de los aspirantes, solicitó la opción de Función Pública Europea, de la que el 14, 2% se presentó a la opción de Derecho, el 12,4 a la de Economía, el 11, 4 a la de Tecnologías de la Información y Comunicación, y el 5, 7 a la de Auditoría.

¿En qué consiste el nuevo procedimiento de selección?

EPSO ha modernizado su sistema de selección para hacerlo más perfeccionado, eficaz y con mayor calidad.

En el nuevo sistema de selección de personal, se prima las competencias de los candidatos para evaluar su rendimiento profesional. Frente a los conocimientos.

Por otra parte, el método de selección se reduce a dos etapas; una de preselección con ordenador en los países de origen y otra de evaluación en Bruselas. Este proceso dura entre 5 y 9 meses, frente a los hasta dos años que podría durar en el sistema anterior.

La preselección se basa en pruebas de habilidad cognitiva y de evaluación de criterios antes situaciones hipotéticas; además, se tienen en cuenta las cualificaciones profesionales y lingüísticas.

La fase de evaluación es en la que se evalúan las competencias de los candidatos, y en especial, las específicas relacionadas con el puesto. Las pruebas se realizan en la segunda lengua del candidato (inglés, francés o alemán, excepto para los puestos en los que se requieren materias específicas). Además, se evalúan otras competencias como la capacidad de análisis y solución de problemas, la comunicación, la capacidad de obtener resultados o de trabajar en equipo, etc.

Compartir

  • Twitter
  • Facebook
  • LinkedIn