Saltar al menú principal
Saltar al contenido
  • Economía
  • 03/08/2020

Entra en vigor el acuerdo comercial entre la UE y Vietnam

Las exportaciones de la Unión Europea Vietnam estarán sujetas a menos impuestos a partir del 1 de agosto. Este es el efecto inmediato de la entrada en vigor del acuerdo comercial UE-Vietnam que, en última instancia, eliminará los derechos sobre el 99 % de los bienes comercializados entre ambas partes

 

Las exportaciones de la UE a Vietnam estarán sujetas a menos impuestos a partir del 1 de agosto. Este es el efecto inmediato de la entrada en vigor del acuerdo comercial UE-Vietnam que, en última instancia, eliminará los derechos sobre el 99 % de los bienes comercializados entre ambas partes. Además, será más fácil para las empresas europeas hacer negocios en Vietnam: ahora podrán invertir y optar a contratos públicos en igualdad de condiciones respecto a los competidores locales. En virtud del nuevo acuerdo, las ventajas económicas van unidas a garantías de respeto de los derechos laborales, la protección del medio ambiente y el Acuerdo de París sobre el cambio climático, gracias a disposiciones firmes, jurídicamente vinculantes y ejecutables en materia de desarrollo sostenible.

La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, ha declarado lo siguiente: «La economía europea necesita ahora, tras la crisis desencadenada por el coronavirus, todas las oportunidades para restablecer su potencia. Los acuerdos comerciales, como el que entra en vigor hoy con Vietnam, ofrecen a nuestras empresas la posibilidad de acceder a nuevos mercados emergentes y de crear puestos de trabajo para los europeos. Estoy firmemente convencida de que este acuerdo también será una oportunidad para que las personas de Vietnam disfruten de una economía más próspera, vivan un cambio positivo y obtengan más derechos como trabajadores y ciudadanos en su país de origen».

El comisario de Comercio, Phil Hogan, ha declarado: «Ahora, Vietnam forma parte de un club de setenta y siete países que comercian con la UE en condiciones preferenciales acordadas bilateralmente. El acuerdo refuerza los vínculos económicos de la Unión Europea con la dinámica región de Asia Sudoriental y tiene un potencial económico importante que contribuirá a la recuperación tras la crisis del coronavirus, pero al mismo tiempo demuestra que la política comercial puede ser una fuerza positiva. Vietnam ya ha hecho grandes esfuerzos por mejorar su historial de derechos laborales gracias a nuestras conversaciones comerciales y confío en que seguirá impulsando las reformas más necesarias».

El acuerdo UE-Vietnam es el acuerdo comercial más completo que la Unión Europea ha celebrado nunca con un país en desarrollo. Tiene en cuenta plenamente las necesidades de desarrollo de Vietnam, pues le ofrece un período más largo, de diez años, para eliminar los derechos sobre las importaciones de la UE. Sin embargo, muchos productos de exportación de la UE que son importantes, como los productos farmacéuticos, los productos químicos o la maquinaria, disfrutarán de unas condiciones de importación libre de aranceles ya desde la fecha de entrada en vigor. Los productos agroalimentarios, como la carne de vacuno o el aceite de oliva, quedarán exentos de aranceles dentro de tres años, mientras que los productos lácteos, las frutas y las hortalizas lo estarán en un máximo de cinco años. Las detalladas disposiciones sobre cooperación sanitaria y fitosanitaria permitirán un mejor acceso al mercado para las empresas de la UE mediante procedimientos más transparentes y rápidos. El acuerdo también contiene disposiciones específicas encaminadas a superar los obstáculos reglamentarios a las exportaciones de automóviles de la UE y concede protección contra la imitación a 169 alimentos y bebidas tradicionales de Europa reconocidos con indicación geográfica (como queso de Roquefort, vinos de Oporto y de Jerez, licor Irish Cream o jamón Prosciutto di Parma).

Al mismo tiempo, el acuerdo comercial manifiesta un fuerte compromiso de ambas partes con el medio ambiente y los derechos sociales. Establece niveles elevados de protección laboral, medioambiental y de los consumidores, y garantiza que no exista una «competición a la baja» para promover el comercio o atraer inversiones.

En virtud del acuerdo, las dos partes se han comprometido a ratificar y ejecutar los ocho convenios fundamentales de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) y a respetar, promover y aplicar de forma efectiva los principios de la OIT relativos a los derechos fundamentales en el trabajo; a aplicar el Acuerdo de París, así como otros acuerdos internacionales en materia de medio ambiente, y actuar a favor de la conservación y la gestión sostenible de la fauna y la flora silvestres, la biodiversidad, la silvicultura y la pesca; y a obtener la participación de la sociedad civil independiente en el seguimiento de la aplicación de estos compromisos por ambas partes. Vietnam ya ha avanzado en estos compromisos al ratificar, en junio de 2019, el Convenio n.º 98 de la OIT sobre la negociación colectiva y, en junio de 2020, el Convenio n.º 105 de la OIT sobre el trabajo forzoso. También adoptó, en noviembre de 2019, un Código Laboral revisado y confirmó que ratificaría en 2023, a más tardar, el único Convenio fundamental de la OIT sobre el trabajo forzoso que aún no había ratificado.

El acuerdo comercial también prevé un vínculo institucional y jurídico con el Acuerdo de Asociación y Cooperación UE-Vietnam, lo que permitirá tomar las medidas oportunas en caso de violaciones graves de los derechos humanos.

El acuerdo comercial entra en vigor tras su aprobación por los Estados miembros de la UE en el Consejo y su firma en junio de 2019, y una vez aprobado por el Parlamento Europeo en febrero de 2020.

Contexto

Vietnam es el segundo socio comercial de la UE en la Asociación de Naciones del Asia Sudoriental (ASEAN), después de Singapur, con un comercio de mercancías por valor de 45 500 millones EUR en 2019 y un comercio de servicios por valor de unos 4 000 millones EUR (en 2018).

Las principales exportaciones de la UE a Vietnam son productos de alta tecnología, como maquinaria y equipos eléctricos, aeronaves, vehículos y productos farmacéuticos. Las principales exportaciones de Vietnam a la UE son productos electrónicos, calzado, productos textiles y prendas de vestir, así como café, arroz, alimentos marinos y muebles.

Con un volumen total de inversión extranjera directa de 7 400 millones EUR (2018), la UE es uno de los mayores inversores extranjeros en Vietnam. La mayoría de las inversiones de la Unión se dedican a la transformación y la fabricación industriales.

El acuerdo con Vietnam es el segundo acuerdo comercial que la UE ha celebrado con un Estado miembro de la ASEAN, tras el reciente acuerdo con Singapur. Constituye un hito importante para la colaboración de la UE con Asia y se suma a los acuerdos ya existentes con Japón y la República de Corea.

 

Fuente: Comisión Europea

Compartir

  • Twitter
  • Facebook
  • LinkedIn