Saltar al menú principal
Saltar al contenido
  • I+D+I
  • 14/02/2013

El transporte por carretera, más verde gracias a estaciones de recambio para las baterías de los vehículos

La Unión Europea quiere desarrollar los vehículos eléctricos y fomenta las estaciones para cambio de baterias

 

 

 

Este proyecto representa uno de los primeros pasos para el despliegue gradual en toda la UE de estaciones para la recarga de baterías eléctricas de vehículos, con el fin de promover la aceptación del vehículo eléctrico tanto por los consumidores como por las empresas.

El objetivo general del proyecto es analizar y ensayar el despliegue de una infraestructura integrada para la recarga y el recambio de baterías que permita los viajes de largo recorrido, la co-modalidad, la integración de los Sistemas de Transporte Inteligente (STS),  así como la obtención de energías renovables. Se trata de una iniciativa altamente innovadora que combina la infraestructura del transporte “convencional” por carretera, la infraestructura de la red eléctrica y los STS, contribuyendo significativamente a una alternativa de transporte favorable para el medio ambiente, económica y sostenible en Europa, que descanse exclusivamente en la movilidad eléctrica (e-movilidad).

Se realizó un exhaustivo estudio de viabilidad para analizar la infraestructura necesaria, así como las condiciones de mercado para las estaciones de recarga y recambio de baterías. En paralelo, se instalaron en Dinamarca y en el aeropuerto Internacional de Schiphol en Amsterdam estaciones piloto de recambio de baterías que permitirán a los vehículos eléctricos cambiar simplemente, en solo unos pocos minutos, sus baterías vacías por una ya cargada.

Los beneficios del proyecto

El proyecto analiza el impacto combinado de las estaciones tradicionales de recarga y de las estaciones de intercambio de baterías sobre la infraestructura vial de la UE, con objeto de servir a una flota de vehículos eléctricos en continuo crecimiento.

El de las estaciones de recarga de baterías es un concepto especialmente interesante, dado que resuelve uno de los principales problemas de los vehículos eléctricos: los tiempos de carga. Las baterías de vehículos grandes suelen tardar algunas horas en recargarse totalmente, por lo que no es posible utilizar el vehículo durante periodos de tiempo largos. Las nuevas estaciones resuelven este problema mediante un sistema automatizado de recambio de batería que permite a los usuarios cambiar su batería vacía por una totalmente cargada en aproximadamente cinco minutos. La viabilidad de este nuevo sistema se está poniendo a prueba mediante proyectos piloto en Dinamarca y los Países Bajos; en este país se ha instalado en el aeropuerto Internacional de Schiphol (Amsterdam) una estación que sirve a una flota de taxis eléctricos.

Una de las pruebas realizadas en esta estación incluyó a 10 taxis que circularon unos 50.000 km en el primer mes de funcionamiento.

Los comentarios de los pasajeros fueron muy positivos sobre lo tranquilo que resultó el trayecto, y que el precio de la carrera no era diferente al precio de los taxis convencionales. El proyecto contribuye a aspectos importantes de las prioridades de TEN-T, al optimizar la infraestructura existente y la nueva, promover la intermodalidad y desplegar sistemas de transporte inteligentes. Los responsables políticos europeos y nacionales contarán con ayuda al recibir opiniones y recomendaciones para acciones futuras, en particular para el despliegue de instalaciones de recarga y recambio  de baterías y servicios relacionados en la infraestructura vial de TEN-T.

Una vez quede demostrada la viabilidad de desplegar una gran cantidad de estaciones de recambio de baterías por toda la UE, se animará a los consumidores y a las empresas a utilizar vehículos eléctricos, lo que conllevará reducciones considerables de las emisiones de los vehículos y de la contaminación acústica.

Compartir

  • Twitter
  • Facebook
  • LinkedIn