Saltar al menú principal
Saltar al contenido
  • Política
  • 29/01/2013

El Secretario de Estado para la Unión Europea se reune con el Comisario de Empleo y defiende las medidas de fomento del empleo juvenil

Méndez de Vigo ha mostrado su enorme preocupación por el desempleo juvenil, una cuestión de máxima prioridad para España, y ha explicado al Comisario Andor las medidas adoptadas por el Gobierno de España para el fomento del empleo

 

 

El Secretario de Estado para la Unión Europea, Iñigo Méndez de Vigo, se ha reunido con el Comisario Europeo de Empleo, Asuntos Sociales e Inclusión, Laszlo Andor. 

Durante el encuentro, han podido analizar la actual coyuntura económica de la Unión Europea y  su impacto en el ámbito social y en las cifras de desempleo en Europa. En este contexto, el Secretario de Estado Méndez de Vigo ha mostrado su enorme preocupación por el desempleo juvenil, una cuestión de máxima prioridad para  España, y ha explicado al Comisario Andor  las medidas adoptadas por el Gobierno de España para el fomento del empleo, que incluyen medidas de apoyo a los emprendedores  y medidas para la formación de los jóvenes, entre otras. 

El Secretario de Estado Méndez de Vigo también ha agradecido los esfuerzos de la Comisión Europea para hacer frente al desempleo juvenil, como la aprobación el pasado 5 de diciembre del llamado “Paquete de empleo juvenil”, que incluye el establecimiento de la Garantía Juvenil con el objetivo de que todos los jóvenes de hasta 25 años reciban una oferta de empleo, educación continua o período de prácticas en un plazo de 4 meses tras quedarse desempleados. A este respecto, Méndez de Vigo ha planteado la flexibilización de dicho plazo y ha subrayado la necesidad de que el próximo presupuesto comunitario (Marco Financiero Plurianual  2014-2020) disponga de recursos suficientes para el Fondo Social Europeo, instrumento a través del cual se financiará la Garantía Juvenil y que constituye una prioridad para España.

Por último, el Secretario de Estado ha recordado la importancia del “programa europeo de ayuda alimentaria” destinado a los más necesitados y ha defendido “el modelo social europeo” basado en el respeto de los  derechos humanos y libertades fundamentales; en la cohesión económica, social y territorial; y en la solidaridad de sus Estados miembros”.

Compartir

  • Twitter
  • Facebook
  • LinkedIn