Saltar al menú principal
Saltar al contenido
  • Secretaría de Estado
  • 28/09/2016

El Secretario de Estado para la Unión Europea participa en un 'Desayuno Empresarial' en Pamplona, organizado por Navarra Capital

El Secretario de Estado para la Unión Europea (SEUE), Fernando Eguidazu, inauguró ayer el nuevo curso de los Desayunos Empresariales de Navarra Capital en Pamplona, donde ha hecho una presentación de la situación actual de la UE, los retos a los que se enfrenta y el Brexit

 

El SEUE señaló que ésta es la crisis más importante a la que se enfrenta Europa desde su fundación, consecuencia, fundamentalmente, de otras: en primer lugar, la crisis económica internacional, que comenzó en EEUU en 2007 y que se extendió hasta alcanzar dimensiones mundiales llevando, a su vez, a que las crisis de solvencia y liquidez de numerosos bancos convirtieran una crisis bancaria en una crisis de deuda soberana y a la intervención de países como Grecia, Irlanda o Chipre. Las políticas de austeridad y los recortes de gastos subsiguientes provocaron, además, una oleada de euroescepticismo.

A esta compleja situación, Eguidazu indicó que hay que añadir, por un lado, la crisis migratoria, que no se ha abordado bien desde el inicio y se ha agravado con el tiempo, y, por otro, una crisis política y de confianza que ha llevado a muchos países miembros a anteponer los intereses propios a los de la UE.

Otro de los temas que centró la intervención del SEUE  fue el Brexit. Para el Secretario de Estado este proceso ha venido a sumarse a los problemas anteriores, si bien, paradójicamente, sus causas no constituyen los problemas de la UE sino que son justamente lo positivo de ella: el proceso de integración y la libre circulación de personas.

El SEUE recordó que, a  partir de ahora, es el Reino Unido quien debe notificar su salida de acuerdo con el artículo 50 del TUE. Sólo desde ese momento podrán empezar las negociaciones.

Asimismo, el Secretario de Estado se mostró optimista respecto a las posibles soluciones a los problemas europeos, tomando como referencia el llamado “espíritu de Bratislava”, adoptado en la pasada cumbre a 27 en la capital eslovaca con miras a resolver los principales problemas que afectan a los ciudadanos: migración, defensa de las fronteras exteriores, seguridad interior y exterior y desarrollo económico y social para lograr un mayor crecimiento y tasas más elevadas de empleo, especialmente entre los jóvenes.

Finalmente, Eguidazu afirmó que la UE no es perfecta, pero es el mejor instrumento que tenemos para abordar los nuevos retos a los que nos enfrentamos.

Compartir

  • Twitter
  • Facebook
  • LinkedIn