Saltar al menú principal
Saltar al contenido
  • Política
  • 14/09/2016

El Secretario de Estado para la Unión Europea, Fernando Eguidazu, participó en la I Cumbre de los Países Mediterráneos de la UE

Convocada por el Primer Ministro Griego en Atenas, la cumbre se celebró el pasado 9 de septiembre, con presencia de Chipre, Francia, Grecia, Italia, Malta, Portugal y España

 
​Dicha Cumbre no respondía a un enfrentamiento Norte-sur ni una reacción contra el Grupo Visegrado, sino  a la voluntad de hacer aportaciones constructivas sobre el futuro de Europa, haciendo valer la importante “perspectiva mediterránea”.

Los asuntos tratados en la reunión fueron la política exterior europea, los desafíos a la seguridad regional, el impulso del crecimiento en Europa y  futuro de la Unión Económica y Monetaria y la política europea de asilo y migración.

Al término de la Cumbre se adoptó una Declaración (se adjunta link) y se acordó la celebración de una segunda  cumbre en Portugal.

En su intervención, el Secretario de Estado insistió en que  Europa tiene tres problemas cuya solución no admite espera: la seguridad, el control de flujos migratorios y el crecimiento económico y el empleo. Destacó la experiencia española en el tratamiento de la cuestión de la inmigración irregular que debe abordarse con diálogo y cooperación con los países de origen y tránsito, centrándonos en incentivos y no en la coerción. Asimismo  destacó la puesta en marcha de reformas estructurales en el ámbito económico por parte de España como única vía para lograr un crecimiento real, mediante el aumento de competitividad.

Compartir

  • Twitter
  • Facebook
  • LinkedIn