Saltar al menú principal
Saltar al contenido
  • Secretaría de Estado
  • 29/09/2016

El Secretario de Estado para la Unión Europea clausura la jornada “La Europa de la Energía” en Madrid

​El SEUE señaló que la UE se encuentra en un momento crucial, pues ha de hacer frente a crisis desde varios frentes: la crisis económica, la crisis migratoria y la crisis política o de confianza de la UE

 

El Secretario de Estado para la Unión Europea (SEUE), Fernando Eguidazu, clausuró ayer el seminario “La Europa de la Energía”, organizado por la Fundación Alternativas en el Círculo de Bellas Artes de Madrid. El seminario, centrado en la unión energética en Europa, fue inaugurado por el Secretario de Estado de Energía y contó, además, con la participación de  numerosos expertos en la materia.

En su intervención, el SEUE señaló que la UE se encuentra en un momento crucial, pues ha de hacer frente a crisis desde varios frentes: la crisis económica, la crisis migratoria y la crisis política o de confianza de la UE. En esta situación, el Brexit ha supuesto un auténtico revulsivo para la UE, aunque, apunta el SEUE, no está relacionado directamente con estas crisis, puesto que las causas de aquél son justamente dos de los grandes logros de la UE: el proceso de integración y la libre circulación de personas.

En este contexto, el SEUE reconoce tres posturas distintas en el seno de la UE sobre su futuro: una postura que sigue apostando por una mayor integración, como solución a los problemas de Europa y para dar cumplimiento al objetivo de conseguir esa “unión cada vez más estrecha entre los pueblos de Europa”; una postura que reivindica la devolución de competencias a los Estados; y una postura intermedia, que va ganando peso -como quedó patente en la pasada cumbre de Bratislava a 27- que entiende que con el Brexit se abre un período de pausa y reflexión sobre el futuro de Europa, que debe centrarse en resolver los problemas inmediatos que exigen una respuesta europea (seguridad, migración, desarrollo económico) y así recuperar la confianza de los ciudadanos, y, sólo después de ello, abrir el debate sobre el modelo de integración.

Compartir

  • Twitter
  • Facebook
  • LinkedIn