Saltar al menú principal
Saltar al contenido
  • Política
  • 25/10/2016

El PE valora crear una etiqueta para productos fabricados sin abusar de los derechos humanos

El responsable de esta cuestión en la Eurocámara, Ignazio Corrao, del grupo Europa de la Libertad y de la Democracia Directa, lo explica en una entrevista

 

Los eurodiputados debaten hoy la introducción de una etiqueta para productos fabricados sin caer en ningún abuso de los derechos humanos. La idea forma parte de una propuesta, que será sometida a voto mañana. El responsable de esta cuestión en la Eurocámara, Ignazio Corrao, del grupo Europa de la Libertad y de la Democracia Directa, lo explica en una entrevista.

¿Cómo contribuyen las compañías europeas a que se comentan abusos de los derechos humanos fuera de la UE?
 
Sabemos por las ONG que hay grandes empresas transnacionales de Europa que son responsables de abusos contra los derechos humanos en terceros países. Como la Unión Europea siempre dice defender los derechos humanos, tener una legislación que garantice que las empresas europeas respetan los derechos humanos en el exterior enviaría una gran señal para el mundo.

¿Qué medidas propone para asegurar que estas compañías europeas respetan los derechos humanos?

El informe se basa en los principios rectores de las Naciones Unidas sobre Empresas y Derechos Humanos, que se centran en el respeto de los derechos humanos en la cadena de distribución y explotación de los recursos naturales en terceros países, especialmente los países en desarrollo. También recomendamos la creación de una etiqueta para productos “libres de abuso”, que certifique que nuestras empresas no están violando los derechos humanos.

Pero esta etiqueta "abuso libre" sería una medida voluntaria como muchas de las medidas en vigor en la actualidad. ¿Cómo podemos estar seguros de que las empresas europeas no contribuyen a violaciones graves de los derechos humanos en terceros países?

Lo ideal sería disponer de un instrumento vinculante, pero no podemos imponerlo a escala parlamentaria. Sin embargo, podemos pedir a la Comisión Europea que trabaje en ello. La subcomisión de Derechos Humanos espera contar con un instrumento obligatorio, que permita que nuestras empresas sean diferentes, y que los consumidores puedan saber que las empresas europeas tienen que respetar las normas que otros no respetan. Es algo que tenemos que hacer, no sólo para tener una economía mejor, sino también para tener un mundo mejor.

Empecé a trabajar en este informe con la idea de que la Unión Europea debe avanzar para promover los derechos humanos en todo el mundo. El informe podría ser una herramienta para dar un nuevo enfoque a la explotación de los recursos en todo el mundo.

Compartir

  • Twitter
  • Facebook
  • LinkedIn