Saltar al menú principal
Saltar al contenido
  • Política
  • 26/10/2016

El PE propone evaluar cada año la democracia y el Estado de derecho en la UE

Los eurodiputados plantean que el mecanismo incluya criterios objetivos, así como un enfoque claro y gradual en caso de vulneración de derechos

 

La Comisión Europea debe crear un mecanismo vinculante para evaluar anualmente la democracia, el Estado de derecho y los derechos fundamentales en los países miembros en vez de actuar, como ahora, sólo cuando detecta una infracción, según una resolución legislativa aprobada el martes. Los eurodiputados plantean que el mecanismo incluya criterios objetivos, así como un enfoque claro y gradual en caso de vulneración de derechos.

“La UE cuenta con las herramientas para hacer cumplir la ley en todos los demás ámbitos: competencia, cooperación policial y judicial, política exterior (...), pero nuestros valores centrales no están protegidos con instrumentos lo suficientemente fuertes para garantizar su respeto en toda la Unión”, señaló la ponente del texto, Sophie in’t Veld (ALDE, Holanda) en el debate antes de la votación. La resolución fue apoyada por 405 eurodiputados, 171 votaron en contra y 39 se abstuvieron.

El nuevo instrumento debería garantizar que todos los países miembros respetan los valores consagrados en los tratados de la UE mediante criterios claros, basados en evidencias y no políticos, para evaluar el estado de la democracia, el Estado de derecho y los derechos fundamentales de manera sistemática y justa, explica el texto.

La propuesta de la Cámara incorpora elementos ya aplicados sobre derechos fundamentales en un único mecanismo. Entre sus objetivos está solventar la aparente diferencia entre la vigilancia de la cuestión en los países candidatos a la adhesión y los que ya se han incorporado a la UE. También prevé debates periódicos sobre derechos fundamentales en las instituciones comunitarias y en los parlamentos nacionales.

Próximos pasos

El Parlamento quiere que la Comisión presente una propuesta antes de septiembre de 2017 para un pacto en la UE para la democracia, el Estado de derecho y los derechos fundamentales, en la forma de un acuerdo interinstitucional. El ejecutivo comunitario tendrá que dar una respuesta fundamentada a la petición de la Cámara.

Funcionamiento del mecanismo

Cada año, la Comisión, tras consultar a un panel independiente de expertos, prepararía un informe sobre la situación de la democracia, el Estado de derecho y los derechos fundamentales, incluyendo recomendaciones específicas por país, basadas en indicadores como la separación de poderes, la libertad de prensa y el pluralismo en los medios de comunicación, y el acceso a la justicia.

Este informe sería la base de eventuales medidas por parte de la Comisión, que irían desde la apertura de un diálogo con el Estado en cuestión a la publicación de una alerta temprana antes de que se materialicen infracciones serias y hasta el paso final de activar el artículo 7 del Tratado de la UE, que contempla la suspensión de los derechos de voto en las reuniones del Consejo.

Compartir

  • Twitter
  • Facebook
  • LinkedIn