Saltar al menú principal
Saltar al contenido
  • Política
  • 24/05/2016

El PE evalúa las necesidades en los campos de refugiados y la aplicación del acuerdo UE-Turquía

Una delegación de eurodiputados de la comisión de Libertades Civiles viajó a Grecia la semana pasada para evaluar la situación de los refugiados y la aplicación del acuerdo entre la Unión Europea y Turquía


La delegación estuvo encabezada por el socialdemócrata húngaro Peter Niedermüller. Los eurodiputados también se reunieron con representantes de las autoridades griegas, de organizaciones internacionales y de organizaciones no gubernamentales.

1,83 millones de intentos ilegales de entrar en las fronteras de la Unión Europea se detectaron en 2015, según la agencia Frontex. Los países del sur de Europa se encuentran en primera línea.

Los eurodiputados que engrosaron la delegación desplazada a Grecia se reunieron el martes con Ioannis Mouzalas, ministro griego responsable de Migración. Ioannis Mouzalas reconoció que la situación en Idomeni "no es buena", y explicó que las autoridades griegas desean cerrar este campo a mediados de junio.

El miércoles, los eurodiputados visitaron el campo de Idomeni, en el que se encuentran en la actualidad 12.000 inmigrantes y refugiados, el 40 por ciento de los cuales son niños. El personal dedicado a la atención humanitaria se encargó de mostrar  las instalaciones a los eurodiputados, que hablaron con algunos de los inmigrantes y solicitantes de asilo.

El jueves, parte de la delegación visitó el centro cerrado de recepción y alojamiento de Moria, en Lesbos. Alrededor de 3.500 inmigrantes y solicitantes de asilo esperan en este campo su inscripción, tras el acuerdo alcanzado el 18 de marzo entre la Unión Europea y Turquía.

Corto, medio y largo plazo

"A corto plazo, sobre el terreno, tenemos que garantizar la atención sanitaria y social, el apoyo psicológico y la educación de los niños", detalló Niedermüller. "A medio plazo, hacen falta alternativas legales para que estas personas sean reubicadas o se les conceda protección internacional en Grecia", añadió el eurodiputado húngaro antes de continuar: "A largo plazo, es necesario un auténtico sistema común europeo basado en la solidaridad y la aceptación de la realidad de la migración humana".

También reclamó Niedermüller "mejor información para los refugiados e inmigrantes, y plazos claros". En esta línea, el eurodiputado húngaro subrayó que la falta de información relevante es indignante y frustrante. Y pidió que se avance "lo más rápidamente posible en el tratamiento de las demandas de asilo para ofrecerles la perspectiva de un futuro mejor".

Los eurodiputados se reunieron después con las autoridades locales y visitaron las instalaciones abiertas de Kara Tepe en Lesbos, donde se acoge a personas ya registradas. El 95 por ciento de las personas que viven en este campo, según las cifras del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), son vulnerables, lo que incluye a discapacitados, mujeres y niños.

 

 

Fuente: Europarl

Compartir

  • Twitter
  • Facebook
  • LinkedIn