Saltar al menú principal
Saltar al contenido
  • Justicia y asuntos de interior
  • 05/10/2017

El PE apoya nueva Fiscalía europea para combatir el fraude con fondos de la UE

La Fiscalía estrechará la cooperación entre las autoridades nacionales y europeas. Hasta ahora sólo las autoridades nacionales podían perseguir el mal uso del dinero europeo


 

La nueva Fiscalía europea se encargará de investigar y enjuiciar a los acusados de delitos contra los intereses financieros de la UE.

Ahora sólo las autoridades nacionales pueden perseguir el fraude con fondos comunitarios -como el mal uso intencionado de fondos estructurales o el fraude transfronterizo en el IVA-, pero su jurisdicción está limitada a su territorio.

La Fiscalía europea facilitará el intercambio de información y la coordinación de las investigaciones policiales, acelerará la congelación y aprehensión de activos, así como los arrestos de sospechosos más allá de las fronteras nacionales. Trabajará en estrecha coordinación con la agencia europea de justicia, Eurojust, y con la oficina antifraude de la UE, OLAF.

Declaración

La ponente parlamentaria de la propuesta, Barbara Matera (PPE, Italia), señaló: “Gracias a la Fiscalía, que unificará el trabajo de los fiscales nacionales bajo un órgano comunitario, se resolverán las lagunas y problemas en las investigaciones nacionales descoordinadas. Esperamos que las competencias de la Fiscalía se amplíen en el futuro para cubrir otros delitos transfronterizos, como terrorismo y tráfico de personas”. 

Próximos pasos

Tras recibir el visto bueno del Parlamento, el Consejo puede ya aprobar formalmente el reglamento para la creación de la Fiscalía. El nuevo órgano podrá empezar a funcionar en 2020 o 2021.

Datos

La nueva Fiscalía europea se pondrá en marcha a partir de una  cooperación reforzada, con la participación de 20 Estados miembros: Austria, Bélgica, Bulgaria, Croacia, Chipre, República Checa, Estonia, Alemania, Grecia, Italia, Finlandia, Francia, Letonia, Lituania, Luxemburgo, Portugal, Rumanía, Eslovenia, Eslovaquia y España. Otros Estados miembros podrán decidir sumarse más adelante.

La sede de la Fiscalía estará en Luxemburgo, con un fiscal jefe y fiscales de todos los países participantes. Además, cada Estado designará al menos a un fiscal delegado localizado en su territorio.

La lista de delitos que quedarán bajo la jurisdicción del nuevo órgano podrá ampliarse en el futuro para incluir, por ejemplo, el terrorismo.

El 5 de julio, el Parlamento aprobó las definiciones comunes de delitos de fraude que serán competencia de la Fiscalía europea. La lista podrá ampliarse en el futuro, para incluir, por ejemplo, el terrorismo.

 

Fuente: Europarl

Compartir

  • Twitter
  • Facebook
  • LinkedIn