Saltar al menú principal
Saltar al contenido
  • Política Social
  • 20/01/2011

El Parlamento Europeo vota a favor de la Directiva de la UE sobre la asistencia sanitaria transfronteriza

El PE votó ayer a favor de la Directiva de la UE relativa a los derechos de los pacientes en la asistencia sanitaria transfronteriza.

20/01/2011

Los europeos tendrán derecho a que les reembolsen algunos de los tratamientos recibidos en el extranjero gracias a una nueva directiva sobre asistencia sanitaria transfronteriza.

La nueva Directiva permitirá a los ciudadanos europeos obtener asistencia médica en un Estado miembro distinto de su país de residencia, así como comprar un medicamento con la receta expedida por su médico en cualquier país de la UE o poder acudir a puntos de información sanitaria en los que se les explique cómo funciona el sistema de salud en el país en el que deseen ser atendidos.

La asistencia sanitaria transfronteriza es una práctica ya existente en la UE; sin embargo, pocos ciudadanos deciden ejercer este derecho. Actualmente, la demanda de este tipo de asistencia representa tan sólo el 1% del gasto público en salud, incluyendo la atención de urgencia.

Con esta Directiva, la UE busca fomentar la cooperación entre los gobiernos para que avancen hacia una armonización de las legislaciones de cada país, que facilite el intercambio de información entre sistemas sanitarios, que fomente la movilidad de sus profesionales y que garantice a todos los ciudadanos europeos el acceso a la asistencia sanitaria en condiciones de igualdad.

Con la aprobación de esta directiva, la Comisión Europea ha adquirido el compromiso de crear redes que garanticen la cooperación en materia de evaluación de las tecnologías sanitarias y salud en línea y el desarrollo de la legislación necesaria para facilitar el reconocimiento transfronterizo de las recetas médicas.

Por su parte, los Estados Miembros, disponen de treinta meses para incorporar estas nuevas medidas a sus legislaciones. Para ello, deberán de crear un punto de contacto en cada Estado miembro para informar a los pacientes de sus derechos en materia de asistencia sanitaria, así como contribuir a la creación de la Red de evaluación de las tecnologías sanitarias, que permitirá disponer de información objetiva y fiable sobre la eficacia y la efectividad de las tecnologías sanitarias.

Compartir

  • Twitter
  • Facebook
  • LinkedIn