Saltar al menú principal
Saltar al contenido
  • Medio Ambiente y Energía
  • 17/02/2013

El índice de dependencia energética de la UE27 se situó al 54% en 2011

El índice de dependencia energética3 se situó al 54% en la UE27 en 2011, un índice casi estable desde 2008

 

 

La desaceleración económica observada en la Unión Europea desde el inicio de la crisis financiera también es visible en la evolución del consumo de energía. El consumo interior bruto de energia1 de la UE27 se redujo en 2009, pasando de un nivel de 1.800 millones de toneladas equivalentes de petroli2 (tep) en 2008 a 1.700 millones de tep en 2009, y aumentó en 2010 para llegar a 1.760 millones de tep antes de caer de nuevo a 1.700 millones de tep en 2011. Entre 2008 y 2011, el consumo de energía dentro de la UE27 ha disminuido un 6%.

El índice de dependencia energètica3, definido como las importaciones netas divididas por el consumo bruto y que muestra hasta qué punto un país depende de las importaciones de energía, se situó al 54% en la UE27 en 2011, un índice casi estable desde de 2008.

Son cifras que ha publicado hoy Eurostat, la oficina estadística de la Unión Europea.

Dinamarca, Estonia, Rumanía y la República Checa, los países menos dependientes de las importaciones de energía.

Los cinco grandes consumidores de energía en 2011 dentro de la UE27 fueron Alemania (316 millones de tep, -7,7% respecto a 2008), Francia (260 millones de tep, -4,6%), Reino-Unido (199 millones de tep, -9,4%), Italia (173 millones de tep, -4,8%) y España (129 millones de tep, -9,4%). En conjunto, representaban cerca de dos terceras partes del consumo total de la UE27.

Veintitrés Estados miembros registraron una caída de su consumo energético entre 2008 y 2011, mientras que en cuatro Estados hubo aumentos. Las bajadas más importantes se observaron en Lituania (-24,5%), Irlanda y Grecia (-12,3% cada uno), Rumanía (-10,2%) así como España y Reino-Unido (-9,4% cada uno), y los mayores incrementos en Malta (+16,9%) y Estonia (+4,8%).

En 2011, los Estados miembros menos dependientes de las importaciones de energía fueron Estonia (12%), Rumanía (21%), República Checa (29%), Países Bajos (30%), Polonia (34%) y Reino -Unido (36%). Dinamarca (-9%) fue un exportador neto de energía y, por consiguiente, presentaba un índice de dependencia energética negativo. Los índices más elevados de dependencia energética se identificaron en Malta (101%), Luxemburgo (97%), Chipre (93%) e Irlanda (89%).

Compartir

  • Twitter
  • Facebook
  • LinkedIn