Saltar al menú principal
Saltar al contenido
  • Medio Ambiente y Energía
  • 21/05/2019

El Consejo prohíbe los plásticos de un solo uso

La UE combate con decisión la contaminación por plásticos. El Consejo ha adoptado hoy una Directiva que establece nuevas restricciones para determinados productos de plástico de un solo uso

 

La adopción formal de las nuevas normas llevada a cabo hoy por el Consejo constituye el último paso del proceso legislativo.

La Directiva sobre plásticos de un solo uso se basa en la legislación vigente de la UE en materia de residuos pero va más allá, ya que establece normas más estrictas para los tipos de productos y de envases que figuran entre los diez artículos que contaminan más frecuentemente las playas europeas. Las nuevas normas prohíben el uso de determinados productos de plástico desechables para los que existen alternativas. Además, se establecen medidas específicas para reducir el uso de los productos de plástico que se desechan con mayor frecuencia.

Los productos de plástico de un solo uso están hechos total o parcialmente de plástico y en general están pensados para utilizarse solo una vez o durante un breve periodo antes de ser desechados. Uno de los principales objetivos de esta Directiva es reducir la cantidad de residuos plásticos que generamos. Con arreglo a las nuevas normas, de aquí a 2021 quedarán prohibidos los siguientes productos de plástico de un solo uso: platos, cubiertos, pajitas, palitos de globos y bastoncillos de algodón.

Los Estados miembros han acordado alcanzar un objetivo del 90 % de recogida de las botellas de plástico, y estas deberán tener un contenido reciclado mínimo: del 25 % para 2025 y del 30 % para 2030.

Antecedentes

La Comisión Europea presentó su propuesta de Directiva en mayo de 2018. El Consejo acordó su posición el 31 de octubre de 2017. Las negociaciones con el Parlamento Europeo se iniciaron el 6 de noviembre de 2018 y finalizaron el 19 de diciembre de 2018 con un acuerdo provisional, que fue refrendado por los representantes permanentes ante la Unión Europea el 18 de enero de 2019.

La adopción formal de las nuevas normas llevada a cabo hoy por el Consejo constituye el último paso del proceso legislativo.

Compartir

  • Twitter
  • Facebook
  • LinkedIn